ELECCIONES

Ganadores y perdedores

Ganadores y perdedores
Ganadores y perdedores

Dicen que en política, solo gana uno. Operativamente puede ser cierto. Pero hay que ser muy bruto -o muy conformista- para no aprender de cara al futuro.

Ganan Nito Cortizo y el PRD. Serán gobierno, y controlarán la Asamblea. Sueño presidencial, y pesadilla ciudadana, pues corremos el riesgo de perder contrapesos. Con un sistema meramente transaccional de compra y venta, del cual depende “la gobernabilidad”, da mucho miedo una asamblea de dudoso pedigree. Tocará vigilarlos desde el primer momento y recordarles que ese entusiasmo por la victoria se termina después de la toma de posesión. Especialmente en esta época de noticias instantáneas, tuits y memes sin control.

Gana Ricardo Lombana. Cuatrocientos mil votos, con una campaña necesariamente austera, y con un sistema diseñado para bloquear a cualquier outsider que quiera entrar al juego, no son poca cosa. Da esperanza que un discurso basado en cuestionar la corrupción haya calado tan bien, principalmente en la juventud. Ahora toca tener la cabeza fría, diseñar una estrategia para no perder vigencia y mantener esa vocería espontánea de muchos que, ajenos a la polítiquería tradicional, se sintieron identificados con el mensaje. Y, en algún momento, habrá que decidir si se funda un partido. Aunque pueda sonar que “traicionaría sus principios”, el análisis pragmático indica que en un sistema donde solo se puede ganar y gobernar desde un partido, condenarse a competir en desventaja no tiene sentido.

Gana el #NoALaReelección. De 50 diputados que pretendían quedarse, solo lo logran 14. Ni en los pronósticos más optimistas se pensaba que con un sistema de elección tan retorcido, minado por “planchas” y “candidaturas cruzadas”, sería posible tan buen resultado. Y muchos sobreviven gracias a la matemática electoral, que parece solo favorecer a los peores.

Gana Juan Diego Vásquez. Ser, a los 22 años, el diputado más votado de la historia del país, sin maquinarias de partido y recogiendo fondos en happy hours y “parqueos”, es un caso de estudio. Seguramente le coquetearán todos los que ven su potencial a futuro. Ojalá se pueda mantener en ese discurso basado en decencia y valores, que lo han puesto donde está hoy.

Neutral el CD, pero se refuerza Rómulo Roux como figura interna. Si bien no ganan la Presidencia, y pierden fuerza legislativa, pusieron a tragar muy espeso al PRD. Padecen de un líder natural en la cárcel, del cual nunca se sabe qué esperar. Amanecerá y veremos.

Quienes más pierden, son el Partido Panameñista y su cúpula, con la derrota más estrepitosa de su historia. Algunos de sus “buques insignia” fueron hundidos sin poder dar batalla. Más vale que entiendan el por qué de su debacle.

El autor es cardiólogo

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL