Día Mundial de la Alimentación

Hambre Cero

Temas:

Hambre Cero Hambre Cero
Hambre Cero

Hace solo tres años, en septiembre de 2015, todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas aprobaron la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible. Los líderes de todo el mundo consideraron la erradicación del hambre y todas las formas de malnutrición (el objetivo número 2) como fundamental de la agenda y condición sine quan non para un mundo más seguro, más justo y más pacífico.

Paradójicamente, el hambre no ha parado de crecer desde entonces. Según las últimas estimaciones, el número de personas subalimentadas aumentó en 2017 por tercer año consecutivo. El año pasado, 821 millones de personas sufrieron hambre (el 11% de la población mundial – una de cada nueve personas en el planeta), en su mayor parte agricultores familiares y de subsistencia que viven en zonas rurales pobres en África subsahariana y en el sudeste asiático.

Sin embargo, el creciente nivel de subalimentación en el mundo no es el único reto al que nos enfrentamos. También van en aumento otras formas de malnutrición. En 2017, al menos mil 500 millones de personas sufrieron deficiencias de micronutrientes que socavan su salud. Al mismo tiempo, la proporción de obesidad entre adultos sigue aumentando, pasando del 11.7% en 2012 al 13.3% en 2016 (o 672 millones de personas).

El hambre se circunscribe principalmente a áreas específicas, sobre todo aquellas azotadas por conflictos, sequías y extrema pobreza; pero la obesidad está en todas partes y sigue creciendo en todo el mundo. De hecho, estamos asistiendo a su globalización. Un ejemplo: las tasas de obesidad están aumentando más rápidamente en África que en ninguna otra región – 8 de los 20 países con tasas de crecimiento más rápidas están en ese continente. Además, en 2017 el sobrepeso infantil afectaba a 38 millones de niños menores de cinco años.

Si no tomamos medidas urgentes para parar el aumento de la obesidad, pronto podría haber más gente obesa que malnutrida en el mundo. El crecimiento de la obesidad está teniendo un coste socioeconómico enorme. Es un factor de riesgo para muchas enfermedades no transmisibles, como las afecciones del corazón, los infartos, la diabetes y ciertos tipos de cáncer. Las estimaciones indican que el impacto global de la obesidad se sitúa en alrededor de 2 billones anuales (2.8% del PIB mundial). Combinados, es un coste igual al del impacto del tabaco y los conflictos armados.

Este año, el Día Mundial de la Alimentación (que se celebra cada 16 de octubre), pretende recordar a la comunidad internacional su compromiso político de erradicar todas las formas de malnutrición y que alcanzar el Hambre Cero en el mundo para 2030 (eso es, en 12 años), aún es posible.

Los gobiernos tienen un papel fundamental en el logro del Hambre Cero, al poder asegurar que la gente más vulnerable tiene suficientes ingresos para comprar los alimentos que necesitan, o los medios para producirlos por sí mismos, incluso en tiempos de conflicto.

Sin embargo, los líderes mundiales deben tener en cuenta que el concepto Hambre Cero es más amplio y no se limita a la lucha contra la subalimentación. También pretende garantizar que todo el mundo tenga los nutrientes necesarios para llevar una vida sana. El Hambre Cero incluye la erradicación de todas las formas de malnutrición, así que no se trata solo de alimentar a la gente, sino de que también se nutra bien.

Los sistemas alimentarios actuales han aumentado la disponibilidad y el acceso a alimentos procesados muy calóricos, energéticamente densos, altos en grasas, azúcar y sal. Deben ser transformados de modo que todo el mundo pueda consumir alimentos sanos y nutritivos. Tenemos que abordar la obesidad como un asunto público, no como un problema individual. Esto requiere la adopción de un enfoque multisectorial que involucre no solo a los gobiernos, sino también a los organismos internacionales, la sociedad civil, el sector privado y los ciudadanos en general.

Las dietas saludables deben ser fruto de un esfuerzo colectivo que incluya, por ejemplo, la creación de normas (como el etiquetado y la prohibición de algunos ingredientes dañinos), la introducción de la nutrición en los programas escolares, la adopción de métodos para reducir las pérdidas y desperdicios de alimentos, y el establecimiento de acuerdos comerciales que no impidan el acceso a comida fresca, nutritiva y cultivada localmente por agricultores familiares.

El lema del Día Mundial de la Alimentación 2018 es “Nuestras acciones son nuestro futuro”. Es hora de renovar nuestro compromiso y, aún más importante, el apoyo político para lograr un mundo sostenible libre de hambre y de todas las formas de malnutrición.

El autor es director general de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) 

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

PRENSA Juez pide a Casa Blanca devolver credencial a periodista CNN

El presidente Trump calificó al periodista de ‘persona grosera y terrible’.
AFP

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

al este de Península Valdés Argentina: hallan submarino ARA San Juan tras un año desaparecido

Imagen distribuida por la Armada Argentina sobre el hallazgo. Imagen distribuida por la Armada Argentina sobre el hallazgo.
Imagen distribuida por la Armada Argentina sobre el hallazgo.

La Armada de Argentina reportó el sábado el hallazgo del submarino ARA San Juan, desaparecido hace un año con 44 tripulares a ...

Mundo Mueren varios leones sudamericanos en santuario sudafricano

Leones rescatados en Colombia fueron llevados a Emoya Big Cat Sanctuary de Vaalwater. Foto archivo tomada en mayo de 2016. Leones rescatados en Colombia fueron llevados a Emoya Big Cat Sanctuary de Vaalwater. Foto archivo tomada en mayo de 2016.
Leones rescatados en Colombia fueron llevados a Emoya Big Cat Sanctuary de Vaalwater. Foto archivo tomada en mayo de 2016. AP

El rescate de 33 leones de circos sudamericanos y su traslado a un refugio sudafricano en el 2016 fue descrito como un gesto ...

OPINIÓN Sábado picante

Esta ha sido la semana del béisbol. Franz Wever dijo que la verdad tiene piernas cortas. El desliz parece ser la traición de ...