REFLEXIÓN HISTÓRICA

Historias de valores

Temas:

Partiendo de la controversia generada por la leyenda negra y la leyenda blanca en relación a los próceres que gestaron el nacimiento de la República de Panamá, y siendo el mes de la patria, he considerado prudente acotar algunas reflexiones derivadas de sucesos para muchos desconocidos, pero no por eso menos ciertos.

Indudablemente, a diferencia de lo que muchos afirman en nuestra historia nacional, sí se registraron sucesos, que lejos de ser una leyenda, son hechos históricos vividos por personajes reales, que como describiremos a continuación, se destacaron por su hidalguía, aguda inteligencia, constancia y paciencia, virtudes estas dignas de destacar, sobre todo ahora que se requiere de buenos ejemplos a ser imitados por las próximas generaciones.

Para nadie es nuevo que nuestra separación de Colombia no se logró a través de las armas o de una confrontación bélica sangrienta, sino que la misma fue producto de la visión y de la estrategia de hombres cultos, que se caracterizaban por la búsqueda de la prosperidad de los pueblos oprimidos, como precisamente era nuestra Panamá, tanto que, el destacado humanista colombiano Rufino J. Cuervo decía: “El que quiere conocer a Panamá, que venga, porque se acaba”.

Los antepasados de la familia Amador inclusive lucharon hasta dar su vida para que Colombia naciera como una república independiente. Martín Amador ofrendó su vida en el sitio de Pablo Murillo y Juan De Dios Amador, gobernador del estado de Cartagena de las Indias, desde su posición apoyó los anhelos de libertad de los colombianos.

Manuel Amador Guerrero, ejemplo de constancia, humildad y paciencia, esperó por casi tres meses en Estados Unidos hasta que se pudiera obtener el apoyo de la nación norteña para lograr la separación de Colombia, arriesgando su estatus y el de su familia, si era descubierto.

¿Por qué se buscó el apoyo de otra nación? Los propios norteamericanos requirieron la ayuda de los franceses y españoles para librarse del yugo inglés y al sur, los ecuatorianos para librarse de los españoles buscaron el apoyo de los ingleses. Pero estas estrategias, eran necesarias para abrirle paso al surgimiento de la nación panameña. Había que tener agallas y aun a riesgo de perderlo todo, luchar con visión, con el firme y determinado propósito de que el istmo de Panamá fuese lo que es hoy, una tierra bendita y de oportunidades.

El sobrino de Manuel Amador Guerrero, Juan Bautista Amador García, doctor en derecho y senador colombiano, quien ante la solicitud de su tío se convierte en el presidente de la junta separatista en el departamento de Veraguas, que comprendía las provincias de Veraguas, Chiriquí y Bocas del Toro. Él lideró a un grupo de notables de apellido Fábrega, Goytía y Pinilla, entre otros, quienes salieron a la calle, el 9 de noviembre de 1903, a proclamar la nueva república, en esta parte del interior del país donde todavía las tropas colombianas dominaban.

Al hacerlo se encuentran con un batallón de militares colombianos que los detienen y le ponen un fusil en la frente al Dr. Amador García. En ese momento, todos quedaron en silencio, solo Juan Bautista Amador se atrevió a gritar, teniendo el arma en su frente: “¡Viva la República de Panamá!”. Se miden fuerzas y el militar colombiano bajó el arma y es allí donde el pueblo que lo seguía, se toma el lugar, que representaba un gran bastión territorial de la patria que emergía.

Juan Bautista fue después uno de los primeros magistrados que integraron la Corte Suprema de Justicia de Panamá. ¿Se pueden imaginar esas sentencias y decisiones dictadas por un hombre poseedor de tales virtudes acrisoladas?

De mi propio padre, don Julio Gómez Amador, descendiente de esta familia Amador, y quien en la década del 60 fue gobernador de Chiriquí y ministro de Gobierno, en la administración de otro gran presidente, don Roberto F. Chiari, escuché que en más de una ocasión para poder cumplir con el pago de la planilla estatal, el presidente Amador se vio en la necesidad de pedir ayuda al padre de Juan Bautista Amador García, quien siendo un hacendado de gran fortuna, no dudaba en apoyar desinteresadamente la gestión del nuevo gobierno, porque tenía un ideal que hoy ha cristalizado en la nación panameña.

Estoy segura de que las otras familias de los próceres tendrán grandes anécdotas que compartir también, ya que como siempre lo digo, fueron una pléyade de hombres ilustres, solo verlos con esa distinción con la que se proyectaban en la foto tradicional que de ellos se publica.

La autora es abogada

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Podcast En el Banquillo con Mario Pérez, Director General de Pandeportes

En el Banquillo episodio 2 En el Banquillo episodio 2 Vídeo
En el Banquillo episodio 2

A pocos días de iniciar la temporada del béisbol nacional, conversamos con Mario Pérez, Director General de Pandeportes, sobre ...

Subasta En Nueva York estará en venta un vino de 172 años

Los vinos son de una colección de Madeiras del siglo XVIII y XIX descubierta el año pasado durante una renovación del museo Liberty Hall en Nueva Jersey. Los vinos son de una colección de Madeiras del siglo XVIII y XIX descubierta el año pasado durante una renovación del museo Liberty Hall en Nueva Jersey.
Los vinos son de una colección de Madeiras del siglo XVIII y XIX descubierta el año pasado durante una renovación del museo Liberty Hall en Nueva Jersey. Tomada de Internet/Bloombergnews

Hace dos semanas, en un frío almacén de vinos en el Bronx, un famoso enólogo portugués extrajo corchos antiguos de garrafas de ...