Hoy por hoy

Las 3 mil 221 personas en la planilla 080 de la Asamblea Nacional, no están allí por accidente, sino que son  el resultado de entendimientos entre las bancadas de los partidos políticos  y el Ministerio de Economía y Finanzas. Esa partida y la de contratos por servicios profesionales, al igual que la de donaciones, se convirtieron en el pegamento que mantenía el pacto de gobernabilidad entre el PRD y el Partido Panameñista, y posteriormente entre este último y  Cambio Democrático. Los aciagos días de armonía legislativa fueron el resultado de transacciones económicas por medio de las cuales los diputados daban su voto a cambio de suculentos presupuestos. Todo este tiempo, el MEF consintió la existencia de esta partida y de su propósito político. Incluso el nombre infame de los cargos de la planilla 080 procede de la burocracia del MEF. Mientras esta generosidad, con nuestros impuestos, prodigó grandes favores, los diputados abandonaron su función fiscalizadora y de control del gasto público. Lo peor de todo es que no sabríamos nada de esto si las bancadas no se hubiesen peleado. ¿Qué más se mantiene oculto en el MEF?     

Edición Impresa