Hoy por hoy

Mas de 45 millones de dólares de subsidio electoral serán distribuidos entre los partidos políticos que sobrevivieron al torneo electoral y los candidatos independientes ganadores de diversos cargos de elección popular. Aunque a primera vista, estos fondos que se otorgan posteriormente a las elecciones pueden parecer exagerados, suponen una contribución fundamental para la estabilidad democrática del país, ya que permiten que los partidos sigan teniendo una vida activa más allá de las elecciones, y que no estén controlados por un puñado de donantes que fijen y comprometan sus agendas. Para los cinco diputados independientes, estos fondos que para la mayoría de ellos exceden el costo de sus campañas, deben servir como una garantía mayor para propiciar la integridad de su accionar y la libertad de conciencia en sus votos, tanto en las comisiones como en el pleno de la Asamblea Nacional. Todas las fuerzas políticas requieren asumir un discurso real de transparencia con el cual se justifique cada centavo gastado de este subsidio. Esta es la única forma de darle mérito a esta inversión. Todos están obligados a rendir cuentas.

Edición Impresa