Hoy por hoy

No bien ha pasado el vértigo de las elecciones del 5 de mayo pasado y ya el Tribunal Electoral se está preparando para iniciar el proceso para consensuar las reformas electorales que deberán regir en las próximas elecciones. Todo está calendarizado para iniciar en enero de 2020, según la planificación de la autoridad electoral. Sin embargo, tanto los tiempos reales como los resultados legislativos del proceso de reformas dependerán de la Asamblea Nacional. Vale la pena recordar que los diputados, sobre todo la gran coalición mayoritaria compuesta por el PRD, el Molirena y el CD, ya han manifestado su molestia con la presencia de los cinco diputados de la bancada independiente y, además, es evidente su descontento con las iniciativas de la sociedad civil organizada de promover la transparencia en el Órgano Legislativo. En las próximas reformas hay que afrontar temas álgidos como la prohibición de donaciones políticas por empresas concesionarias del Estado, la regulación de la propaganda y publicidad electoral, la restricción de los obsequios que los candidatos pueden entregar a los votantes, y la redefinición del sistema de asignación de curules por residuos. Estos temas y la realidad emergente de campañas electorales cada vez más tecnológicas requieren de una amplia consulta y de una participación activa de los ciudadanos. No vale quejarse un domingo de mayo de reglas a las que no se les prestó atención cuando eran discutidas.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL