Hoy por hoy

Las actuaciones de la jefatura de la Policía Nacional con respecto a la Dirección de Investigación Judicial (DIJ) provocan muchas sospechas y hacen temer la existencia de un pacto de impunidad. El nuevo comisionado jefe de la Policía Nacional tiene dentro de su hoja de vida varios años de servicio, haciendo trabajo de inteligencia durante el gobierno de Ricardo Martinelli. Cuando la Policía Técnica Judicial, un organismo adscrito al Ministerio Público, fue desmantelada en el año 2007, por un gobierno PRD, se le prometió a la ciudadanía más eficiencia en la investigación de los delitos. LaDIJ es la entidad que provee los investigadores de campo para el Minister io Público. Así que cuando la Policía Nacional le retira los agentes de la DIJ a las fiscalías anticorrupción, las está dejando sin capacidad investigativa. Para complicar el horizonte, y en violación de la ley, los jefes de direcciones clave de la DIJ, que llevaban adelante investigaciones en casos de corrupción que involucraban a la Asamblea Nacional, han sido enviados de vacaciones y sustituidos por otros oficiales de la Policía, incluso vinculados al Consejo de Seguridad de Ricardo Martinelli. Si estas medidas no son revertidas de inmediato, quedará claro que el verdadero lema del nuevo gobierno es: la impunidad vuelve.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL