Hoy por hoy

Esta casa editorial, en el año 2017, interpuso un habeas data para que Pandeportes entregara la información relativa a las ayudas recibidas por las federaciones deportivas y otros gastos relacionados. La Corte Suprema le ordenó entonces a Pandeportes la entrega de toda la información, pero la entidad no cumplió a cabalidad con esta obligación, ocultando documentos que permitirían completar el rompecabezas del uso de estos fondos públicos. Nuevamente acudimos ante la Corte Suprema, esta vez para interponer un incidente de desacato contra Pandeportes, por haber desobedecido a la propia Corte. Para sorpresa de todos, nuestro máximo tribunal rechazó el recurso, como lo hizo en iguales circunstancias con la entonces diputada presidenta de la Asamblea Nacional Yanibel Ábrego. ¿Para qué sirven la Constitución y las leyes, si sus infracciones vana a quedar impunes? ¿Dónde quedan la seguridad jurídica y el Estado de derecho? Nuevamente la Corte Suprema le recuerda a los panameños que su principal función es ser guarda y garante de la impunidad, especialmente de la clase política. La opacidad de hoy es el germen de las dictaduras del mañana.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL