Hoy por hoy

El turismo es una actividad económica estratégica para el país. Con la situación actual que enfrentamos, el turismo puede generar las importantes divisas y los empleos que se necesitan. Hacer que esta actividad funcione no es solo responsabilidad del Estado, sino también de las empresas, los ciudadanos y las organizaciones civiles que luchan por un mejor Panamá. Nuestro país pierde oportunidades cada vez que se divulga internacionalmente una mala noticia sobre la xenofobia o sobre la inseguridad de los turistas. Todos sabemos que Panamá no es así. ¿Por qué dejar que la inseguridad se apropie de nuestras atracciones naturales, culturales y urbanas? ¿Hasta cuándo vamos a permitir que negocios inescrupulosos, taxistas irresponsables o truhanes de saco y corbata esquilmen a los turistas? Estamos dejando que los más irresponsables de nuestra nación acaben con la prosperidad y el futuro de todos. No hay excusas válidas, ya hemos superado el tiempo de la simple sonrisa. Ahora es cuando tenemos que defender y proteger a nuestros visitantes como los grandes anfitriones que somos. Un turismo seguro le da prosperidad a todo el país.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL