Hoy por hoy

La solicitud hecha por Transparencia Internacional a fin de que el Ministerio Público reabra las investigaciones sobre el mal uso que le dieron diputados –y exdiputados– a las planillas de la Asamblea Nacional se hace necesaria ante el enorme escándalo que se destapó, primero, a través de este medio, y luego en las auditorías de la Contraloría, que no solo confirmaron los hallazgos periodísticos, sino que sumó un nuevo caudal de hechos irregulares. Son decenas de millones de dólares que habrían desaparecido en contratos de trabajo fraudulentos. Decenas de diputados y exdiputados están involucrados y deben rendir cuentas ante la justicia por el mal uso que le dieron a esos fondos, incluso, con sospechas debidamente sustentadas de que no pocos de ellos se quedaron con el dinero. De ahí la urgencia de que se reabra la investigación que, además, será altamente compleja por la cantidad de personas que será necesario investigar. Esperamos que los políticos no metan sus manos en la investigación –como ha sido su costumbre– y mucho menos en el Órgano Judicial, donde finalmente, este caso terminará. Pero, especialmente, esperamos que esta vez se haga justicia de una buena vez.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL