Recursos humanos

Institucionalizando la mediocridad: El síndrome del ‘sello bien puesto’

Temas:

Nuestro país se encuentra en un punto crítico de su historia, ya que según el BID, y la CAF y otros organismos internacionales estudiosos de las economías regionales, Panamá reúne todas las condiciones necesarias para convertirse en el primer país desarrollado de América Latina, siempre y cuando enfrente con voluntad y eficiencia los desafíos que los panameños tenemos muy claros: institucionalidad y transparencia, desarrollo social multidimensional y recurso humano capacitado, que al mismo tiempo nos ayudaría a cumplir nuestro compromiso con la Agenda 2030 de los ODS de las Naciones Unidas.

En julio de este año, recibimos con altas expectativas al nuevo gobierno, que no solo incluía el elemento “planificación” en su hoja de ruta, sino que nos ilusionó a todos con su Estrella: la educación. Esa mágica varita, que, si la ilumináramos realmente, impactaría en cada uno de los desafíos antes mencionados y le diera sostenibilidad al crecimiento y desarrollo que pudiésemos alcanzar.

Nuestro país, con una economía totalmente abierta, está obligado a ser altamente competitivo tanto en sus procesos, como en el capital humano que los dirige y los ejecuta, de lo contrario corremos el riesgo de perder negocios frente a otros países, como ya está sucediendo, o lograr esa competitividad con capital extranjero capacitado, como también está sucediendo. Y son estas palabras clave: Productividad y Competitividad, las que parecen haberse borrado del diccionario de nuestros gobernantes o por lo menos causan un efecto aterrador cuando se proponen para cambios en nuestro Código Laboral.

Pero dados los acontecimientos de la última semana, relacionados a la equiparación de la educación formal necesaria, con la experiencia laboral previa dentro del Manual General de Clases Ocupacionales en el sector público, nos referiremos únicamente a este sector, que con pocas excepciones, podríamos calificar de burócrata, bajo desempeño y con servicio deficiente; calificativos que nadie aprecia: ni el usuario, ni el funcionario. ¡A nadie le gusta ser mirado como un lastre o botella!

Desde la perspectiva de los gestores de recursos humanos que integramos la Asociación Nacional de Profesionales de Recursos Humanos (ANREH), concluimos que las falencias de este sector son consecuencia de una cultura gubernamental clientelista, capacitación casi nula, muy bajos requisitos de entrada, falta de medición y reconocimiento, poco espacio para la mejora y productividad, entre otros.

Pero ¿cómo logramos un sector público productivo y eficiente, alineado con los objetivos de transparencia, eficiencia, desarrollo social y educación? ¿Capacitando, evaluando, transfiriendo tecnologías y mejorando los procesos que vienen haciéndose mal durante años? o certificando el trabajo que se viene haciendo, diciéndole a cada funcionario que lo está haciendo tan bien, que no necesita estudiar ni mejorar su nivel de desempeño, es decir, institucionalizamos su mediocridad para que se sienta orgulloso de lo que “ha logrado” y lo seguimos engañando.

La equiparación de experiencia con conocimientos, planteada tanto en la resolución Nº 69 como en su ampliación en la Nº 82, chocan de frente con cualquier intento de lograr un desarrollo social sostenible, de capacitar nuestro recurso humano para impulsar con eficiencia nuestra economía y de reducir la corrupción incrustada en nuestra sociedad, todo a través de la educación.

Este es el mensaje a nuestros niños y adolescentes: no importa que desertes de la escuela, o que no vayas nunca, si logras sentarte en un escritorio y aplicar un sello en forma idéntica como lo hizo el anterior, aunque siempre se haya hecho mal, ¡te garantizo tu trabajo!

Queda claro para los líderes de recursos humanos de este país, que queremos un sector público productivo y eficiente, que estamos dispuestos a contribuir con ese propósito, compartiendo las mejores prácticas, promoviendo el estudio, despertando el deseo de superación y competitividad; pero que no apoyamos medidas complacientes y populistas, que condenan a los menos beneficiados a la pobreza, y que no contribuyen de ninguna manera con el futuro que anhelamos para nuestro país.

La autora es presidente de ANREH

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

REQUISAS Decomisan armas de fuego, celulares y electrodomésticos en La Joya

La Policía Nacional y la Dirección General del Sistema Penitenciario realizaron este miércoles el operativo. La Policía Nacional y la Dirección General del Sistema Penitenciario realizaron este miércoles el operativo.
La Policía Nacional y la Dirección General del Sistema Penitenciario realizaron este miércoles el operativo. Cortesía

Armas de fuego, teléfonos celulares, electrodomésticos, entre otros artículos prohibidos, fueron decomisados durante un ...

Economía Unión Europea y el Reino Unido llegan a un acuerdo sobre el 'brexit'

El acuerdo de retirada se completó justo a tiempo. El acuerdo de retirada se completó justo a tiempo.
El acuerdo de retirada se completó justo a tiempo. AFP/Tolga Akmen

"Donde hay voluntad, hay acuerdo", ha dicho por Twitter el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.Los ...

AUDIENCIA Imputan cargos a sargento de la Policía ligado a caso de extorsión

La PN ha dicho que no tolerará este tipo de actos. La PN ha dicho que no tolerará este tipo de actos.
La PN ha dicho que no tolerará este tipo de actos. Vielka Corro

Cargos por corrupción de funcionarios públicos le fueron imputados a un sargento segundo de la Policía Nacional, durante una ...