Poeta

León Felipe Camino

Temas:

Muchas coincidencias se han dado este abril como para dejar pasar la oportunidad de recordar la efeméride de León Felipe Camino, que por estas fechas, hace 83 años, llegaba a Panamá para ser embajador cultural de la entonces recién nacida República española.

El poeta llegaba, relata el ensayista e investigador Rodrigo Miró Grimaldo, “en medio de una de esas tormentas del trópico que suelen ser nuestras pugnas electorales”. La primera coincidencia.

Era 17 de abril de 1936 y el marco internacional de polarización política se sentía en el país. La segunda.

Su aparición en el escenario panameño tenía motivos académicos: un “gesto de amistad” hacia la recién creada Universidad de Panamá.

Miró resultó ser uno de sus alumnos y en 1988 publicó un pequeño libro, León Felipe Camino en Panamá, que relata lo que hizo, dijo y escribió en tierras panameñas.

El estallido de la guerra civil española, tras tres meses de su llegada, sorprende a León Felipe que, como reseña Miró, se convierte en “líder involuntario” de los españoles republicanos en Panamá. “Requerido por sus compatriotas, intervino en varios actos públicos, trasmutado en orador político de grande impacto y en el representante moral de la República”.

Para entonces, León Felipe había empezado a dictar clases en el Departamento de Español de la Universidad de Panamá, y en la inauguración del curso académico habló sobre la estética y estilo de la esencia hispánica. “Lo español” también estaba fuera de la geografía de España. Y León Felipe lo describió a su público panameño como “una fuerza individual, independiente y desaglutinada que tira hacia lo cósmico y universal”.

Su coherencia vital, de emigrante y americanista, le obligó a responder por motivos que eran de otros y le quedaban lejos -“me voy porque quiero saber la verdad sobre la tragedia de mi patria y nadie me la dice”-, declaró en una carta triste y amarga que tituló “Good Bye Panama”.

Para contestar a sus abiertos detractores usó también la lírica, y la réplica que dirige al entonces periodista del Panamá América Leo Pardo (dice Miró que de claras simpatías “fascistas”) es un alegato que animo a leer completo en la sala de literatura panameña de la Biblioteca Nacional, donde está el libro para consulta.

Su defensa de la República española no fue política sino ideológica y casi espiritual, como podría esperarse de un poeta.

“La España histórica sin bandos y lejos de toda política temporal está ya en su sitio, en el sitio que tiene siempre el pueblo de la pasión”. “Cuando el mundo va a cambiar de postura la historia busca siempre a España (...) lista para el salto ciego, el arranque suicida”, narraba el poeta.

Desde su cátedra marcó las pautas para entender la hidalguía y heroicidad presente en la historia de España y su literatura, y los dualismos “dialécticos y enconados” que se resuelven en el “hombre completo” que alentó en su obra.

Y en eso estaba León Felipe en Panamá, preparando su relato para la intervención de la poesía y los poetas en la conformación del espíritu -“la poesía es lo absoluto”- cuando le llega la guerra.

“El hombre jovial de la víspera (...) cambió radicalmente, tocado de visible intranquilidad”, recuerda Miró en su publicación.

Como el Quijote, León Felipe marcha a España, “a su llanto y su sangre”, en busca del “dilema en la conciencia del hombre”. Una coincidencia más.

León Felipe no muere en el frente ni tampoco en España. Volvió a México y siguió escribiendo del exilio y del llanto, de lo español.

“Ese hombre fuera de serie”, en palabras de Rodrigo Miró, vivió en Panamá, pero se fue. Le dejamos marchar. Y a mí me gustaría creer que, si se hubiera quedado, nuestra sociedad hoy sería distinta. De él es la poesía que popularizó Serrat y que leída o cantada, siempre me hace llorar: Por la manchega llanura, se vuelve a ver la figura, de don Quijote pasar. / Y ahora ociosa y abollada, va en el rucio la armadura, sin peto y sin respaldar. / Va cargado de amargura, que allá encontró sepultura, su amoroso batallar. / Va cargado de amargura, que allá quedó su ventura. En la playa de Barcino, frente al mar. / Cuántas veces, don Quijote, por esa misma llanura, en horas de desaliento, así te miro pasar. / Y cuántas veces te grito ¡hazme un sitio en tu montura! y llévame a tu lugar. / Hazme un sitio en tu montura, que yo también voy cargado de amargura y no puedo batallar. (...)/ Ponme a la grupa contigo, caballero del honor. / Ponme a la grupa contigo y llévame a ser, contigo, pastor...

Su título, Vencidos, evoca la derrota del héroe, pero concluye con su altruista vocación evangelizadora. Para bien y para mal, española e hispana.

En el 135 aniversario de su nacimiento, tras 80 años del fin de la guerra civil y con las elecciones que este mes refrendan, tanto en Panamá como en España, el triunfo del sistema democrático, sea abril para León Felipe, sea abril para los héroes y los valientes, sea abril para los comienzos y la primavera.

La autora es periodista 

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Deportes Una puerta del Aeropuerto John F. Kennedy, de Nueva York, en honor al panameño Mariano Rivera

Mariano Rivera. Mariano Rivera.
Mariano Rivera. Tomado de @Yankees

A pocos días de ingresar al Salón de la Fama del béisbol de las Grandes Ligas, el panameño Mariano Rivera tendrá una puerta ...

INVERSIÓN Panamá invertirá $38 millones en la primera zona franca digital

Ramón Martínez, ministro de Comercio e Industrias. Ramón Martínez, ministro de Comercio e Industrias.
Ramón Martínez, ministro de Comercio e Industrias. Richard Bonilla

En Brisas de Golf, distrito de San Miguelito, se instalará la primera zona franca digital del país, lo que requerirá una ...

En Penonomé Roban y amordazan a familiares del vicepresidente José Gabriel Carrizo

No es la primera vez que esta familia es víctima de un asalto. No es la primera vez que esta familia es víctima de un asalto.
No es la primera vez que esta familia es víctima de un asalto.

Una madre y sus dos hijas menores de edad se convirtieron en las nuevas víctimas de los delincuentes que en las últimas ...