CULTURA

Recuperar la memoria y la oralidad

La historiadora panameña Marixa Lasso afirma en su obra Erased. The untold story of the Panama Canal (Borrados. La historia no contada del Canal de Panamá) que la decisión de desaparecer con una inundación a los pueblos que ocupaban la zonas cercanas donde se iba a construir el Canal no fue una decisión acorde con la tecnología ni la ingeniería a favor del progreso, sino una decisión política con sabor a racismo y prejuicio de parte del gobierno de Estados Unidos.

No he tenido la dicha de leer el libro de Marixa Lasso; conozco el dato por una reseña que escribió Lina Vega Abad. Es un libro que nos permite la posibilidad de recuperar la verdad y la memoria. El tema me hizo reflexionar en las formas de borrar la genética y la memoria de un pueblo cuando se cruzan con los intereses políticos. Quizás la más eficaz sea acabar con su patrimonio oral.

Pienso en las lenguas de los pueblos indígenas que enfrentan grandes amenazas: la discriminación, los proyectos de desarrollo, la educación impuesta, incluso, el cambio climático. Cuando me refiero a la educación pienso como la lengua dominante de un país se impone sobre la de los pueblos originarios de manera arbitraria y no se les permite a los niños hablar en su lengua.

La Unesco reconoce que el principal factor que afecta a las lenguas indígenas es la política de los Estados. Algunos gobiernos han procurado deliberadamente borrarlas del mapa, penalizando su uso, o creando catástrofes para desaparecer a los pueblos (pensemos en los incendios en varias selvas, no solo la Amazonia).

Las lenguas indígenas y todo el patrimonio cultural inmaterial que encierran es un ecosistema que va más allá de las representaciones simbólicas de la identidad; son los transmisores culturales de valores que son cruciales para la supervivencia y la preservación del medio ambiente y la cultura. Un rito, una ceremonia, un cuento, una leyenda, un mito, una oración, pueden ayudarnos a sobrevivir de la catástrofe ambiental y otras amenazas. Urge que atendamos esto como país.

El autor es escritor

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL