EDUCACIóN

Sobrevivir a la etapa universitaria

Comparto mis experiencias sobre cómo enfrentar los desafíos de la vida universitaria.

1- Empieza por entender lo que significa el cambio y nueva realidad de la universidad, diferente a la secundaria.

2- Estudia a diario. Yo repasaba al salir (en el bus lo que acaba de dar) y al regresar (leyendo la clase de ayer en el bus hacia la universidad). Cuando llegas, alzas la mano, demostrando que estudiaste los temas que se están tratando.

3- Equípate con dos plumas,dos lápices; marcadores/resaltadores; libretas de apuntes y las copias que se te pidan del material didáctico o por investigar. Algún maletín evita deteriorar los materiales de estudio. Si tienes lap top, toma apuntes. Pero no prescindas del papel. Muchos profesores confunden tomar notas en el celular, con estar “chateando”. Si acostumbras a hacerlo, infórmaselo.

4- Concéntrate en escuchar al profesor; cuáles temas lo “obsesionan” porque de esos te va a preguntar en clases. Necesitas entender psicológicamente:¿qué es lo que le apasiona? , porque de eso te examinará.

5- Participa; insisto que alces la mano en clases, posiciónate, que te noten y que se formen la opinión de que estás interesado y participas. Si necesitas preguntar algo, hazlo. Es tu derecho. Siéntate en las primeras filas.

6- Cumple con los deberes para hacer tareas y métele el corazón .Evita excusas que dañan tu imagen de responsable y cumplidor.

7- Asiste a clases. Cada vez que faltas, creas una laguna y mala impresión en la forma cómo te ven los profesores. Apaga o silencia el teléfono celular durante la clase en el salón.

8- Sé puntual en la entrega de tus asignaciones especiales; olvídate de las excusas; entrega a tiempo los trabajos, y bien presentados. Eso no solamente será un hábito de tu vida en la universidad sino en tu vida profesional.

9- Visualízate ya ejerciendo tu profesión; mira a las personas que son ya profesionales e imagínate a ti en ese plan, para que veas lo que va ser tu próxima vida cuando termines la universidad.

10- Crea y participa en grupos de estudio con compañeros estudiosos, puntuales y buenos estudiantes. Es importantísimo que te apoyes en el grupo; porque eso te permite que algún contenido de la materia que se te escape a tí otro lo haya captado y lo añades a tu bagaje de conocimientos. Además, en la vida, el trabajo se hace en equipo y hay que irse acostumbrando a eso.

El autor es psicólogo, docente y escritor.

Edición Impresa