[CRISIS GRIEGA]

La aplicación del IVA confunde

Temas:

Una pizca de sal y un puñado de orégano valen en Grecia desde el lunes nada menos que 10 puntos de IVA (impuesto sobre el valor añadido). La diferencia entre un suvlaki –popular pincho de carne– normal y otro aderezado es exactamente esa, del 13% de IVA en que está tasado el primero al 23% del segundo, en virtud de los nuevos tipos aprobados la semana pasada en la lista de acciones prioritarias previas a la negociación del tercer rescate con la troika, que según apuntaron fuentes del Gobierno griego deberá haber concluido hacia el 20 de agosto.

Pero no es solo el aliño lo que cuenta, también la diferencia entre si se trata de carne de cerdo o de pollo (13% de IVA) o de ternera (producto importado, 23%). Y, paradoja contable, si incorpora pimiento o tomates, que como productos frescos están gravados al 13%, el IVA de la suculenta brocheta se dispara al 23%. En el atropellado arranque del nuevo IVA (con tres tipos: 6%, 13% y 23%), apenas sin tiempo para ajustar programas de contabilidad e informáticos, comerciantes y consumidores tienen más dudas que certezas, y no solo por el impacto real de la subida en sus respectivas economías (que muchos pequeños negocios se confiesan dispuestos a sufragar parcialmente de su bolsillo, para no perder clientes). Porque, por ejemplo, ¿cómo tributar la mezcla de cerdo y ternera en un kilo de carne picada? ¿Cómo se refleja eso en el tique de compra? “Es un lío enorme, la gente compra mucha carne picada porque es asequible y no sabemos qué tipo [de IVA] ponerle, porque habitualmente es mezcla, y en distinta proporción.

De momento, estos días la ofrecemos al precio más bajo, perdiendo nosotros… Es una especie de oferta hasta que nos enteremos de cómo debe ser”, explicaba confundido Thanasis Kiolas en un puesto del mercado central de Atenas. Según las pintorescas normas, una proporción de mezcla de 60-40 debería tributar al tipo impuesto a la carne preponderante; pero nada se especifica en las instrucciones sobre una mezcla al 50% de ambos productos. Aunque la subida del IVA al 23%, con un incremento en torno al 9% en el precio final, no solo afecta a la alimentación –también servicios dispares como pompas fúnebres, academias, alojamiento, restauración, medios de transporte o productos higiénicos o para discapacitados–, el hecho de haber tenido que retasar al alza unos 40 mil productos alimenticios ha provocado una confusión mayúscula en los pequeños comercios del ramo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Política Designan a Carlos Rubio como ministro de Gobierno encargado

Carlos Rubio. Carlos Rubio.
Carlos Rubio.

El presidente de la República, Juan Carlos Varela, designó a Carlos Rubio como ministro de Gobierno encargado, puesto que ...

TRANSPORTE PÚBLICO Policía impide caravana de transportistas; piden documentación a conductores

Los conductores de los llamados "diablos verdes" querían hacer una caravana hasta la Presidencia. Los conductores de los llamados "diablos verdes" querían hacer una caravana hasta la Presidencia.
Los conductores de los llamados "diablos verdes" querían hacer una caravana hasta la Presidencia. LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Agentes de la Dirección de Operaciones de Tránsito de la Policía Nacional e inspectores de la Autoridad de Tránsito y ...