PROPUESTA ELECTORAL

¿Por qué aspiro a ser presidente?

“Me preocupa qué va a ser de mi país de seguir las cosas como están, qué clase de gobierno le vamos a dejar a nuestros hijos y nietos. No bastarán las buenas intenciones ni las mejores mentes o personas de honestidad comprobada a cargo de las instituciones del Estado, si no logramos imponer un verdadero cambio de actitud en la ciudadanía y un alto grado de responsabilidad a cada uno de los actuales y futuros funcionarios públicos.

Si el Gobierno Nacional regala los impuestos del contribuyente y engaña a los pobres con subsidios, solo para mejorar las estadísticas de pobreza o buscar popularidad, la única realidad será que así nunca saldrán de su miseria y la deuda pública seguirá incrementándose.

Mi propuesta es hacer atractiva la inversión local y extranjera, dinamizar el agro, comercio, turismo y la industria para generar trabajo y disminuir el desempleo, eliminar el clientelismo, reducir en un 10% el gasto público, modificar la Constitución para restablecer la confianza en las instituciones públicas y una seguridad jurídica igual para todos los ciudadanos. No se aumentarán las planillas del Gobierno o la Asamblea, por el contrario. Vamos a incentivar trabajos dignos en el sector privado con incentivos fiscales para el primer empleo. Fomentaré e incentivaré la creación de pequeñas empresas, ofreciendo menores cargas impositivas y menos burocracia.

Estoy convencido de que el verdadero cambio solo se producirá si se da un voto ciudadano inteligente en las próximas elecciones. Jamás vamos a poder construir una nación próspera y justa sobre fundaciones corruptas y voluntades débiles, esto equivaldría a construir un rascacielos sobre las bases de una casa, tarde o temprano todo se derrumbará. Por eso, insisto, si de verdad el pueblo panameño quiere ese cambio positivo, tendrá que escoger muy bien este 5 de mayo a los mejores candidatos y candidatas a puestos de elección.

Solo logrando mejorar la productividad y eficiencia de las instituciones y eliminando la burocracia, papeleos, sellos innecesarios y excesivas regulaciones, aumentaremos la eficiencia de manera que nuestras empresas puedan competir en un mundo globalizado, y como consecuencia vendrán nuevas y mejores oportunidades para todos los panameños.

Los dirigentes de ministerios e instituciones gubernamentales, lo mismo que todos los funcionarios públicos, deben comprender que su salario lo paga el contribuyente y que su labor es tan importante como la de su jefe superior, ambos deben servir y no aprovechar su posición para servirse. Conozco muy bien lo que es negociar con una Asamblea de oposición y sabré llegar a los acuerdos necesarios sin prebendas para poder pasar las leyes necesarias de interés nacional.

Pero ningún mandatario, por muy bien intencionado que esté, logrará consensuar ni realizar las modificaciones necesarias a la Constitución que garanticen en las próximas décadas la gobernabilidad que la república requiere, y establecer los contrapesos entre los tres poderes del Estado, si no le damos entre todos un sincero y rotundo “sí a cambiar nuestros malos hábitos, y un rotundo no a la reelección”.

El autor es candidato presidencial por la libre postulación.

Nota del editor

‘La Prensa’ invitó a los siete candidatos presidenciales a que expusieran en 700 palabras su propuesta y su visión personal y política. Los artículos se publican en el orden de llegada y sin editar por este diario.

La sección de Opinión  mantiene su ofrecimiento  para que  los candidatos presidenciales    se comuniquen directamente con los lectores.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL