PROPUESTA ELECTORAL

¿Por qué aspiro a ser presidente?

Desde que era un niño, mis padres me inculcaron el hábito de la lectura y me enseñaron a tener un espíritu crítico y ferozmente independiente, inclusive de ellos mismos. Es un rasgo distintivo que ha sido parte de mi trayectoria.

He dedicado mi vida al servicio público. Desde muy joven, he luchado por un país más democrático y justo, que se desarrolle de manera sostenible. Desde los puestos que he ocupado por elección popular, diputado y alcalde, he dado siempre lo mejor de mí por hacer la diferencia. Quiero ser presidente, porque estoy preparado para hacer los cambios impostergables que este país necesita.

Panamá tiene la economía que más crece en América Latina, así como el producto interno bruto (PIB) per cápita más alto de la región. Sin embargo, somos uno de los países más desiguales del mundo. A mi juicio, esto tiene mucho que ver con un sistema político exacerbadamente presidencialista y centralista, que ha generado un modelo de desarrollo excluyente, muy concentrado en la ribera del Canal. Esta área tiene aproximadamente el 50% de la población, pero representa el 85% del PIB del país. Eso deja a la otra mitad del país, nuestro interior, representando apenas un 15% del PIB. Una enorme disparidad que genera una terrible desigualdad.

Cambiar esta realidad pasa por adoptar una nueva Constitución, aprobada de la manera más democrática posible: convocando a una Asamblea Constituyente. Es iluso pensar que se podrá cambiar todo, a través de los mismos diputados que hoy son parte del problema. Este es uno de mis planteamientos centrales y que me diferencia de los otros candidatos.

En paralelo, mientras avanza la redacción y aprobación de la nueva Constitución, hay muchísimo por hacer. No hay tiempo que perder. Una vez gane la elección, no esperaré a tomar posesión para iniciar el trabajo de construir los consensos necesarios para la ambiciosa agenda que nos hemos propuesto. Con el sector privado y sindical, me reuniré para acordar todas las medidas legales, administrativas y presupuestarias necesarias para dinamizar nuestra economía y generar empleo a corto plazo. Lo mismo haré con el Copeme para ver lo relativo a la implementación del Compromiso Nacional por la Educación. Por solo citar dos ejemplos.

En la primera semana de julio iniciaré con las siguientes medidas:

1. Voy a presentar a la Asamblea Nacional de diputados varias iniciativas de ley, entre ellas: a.Convocatoria a Constituyente, según lo previsto en la Constitución actual. b.Paquete de leyes anticorrupción, entre ellas, una nueva Ley de Contrataciones Públicas. c.Aumento del monto de las viviendas bajo el régimen de interés preferencial de 120 mil a 150 mil balboas. d.Incentivos para las empresas de alta generación de empleo, que se establezcan en Panamá Oeste. e.Regulación de la figura de las alianzas público privadas (APP). f.Aumento de 120/65 a 150/65. g.Creación del Ministerio de Cultura. h.Devolver competencia sobre la recolección de residuos en la capital al Municipio de Panamá a partir de enero 2020. i.Reforma a la Ley de Descentralización para incluir una transferencia directa a los Municipios a partir del 2020 y mejorar mecanismos de transparencia y fiscalización ciudadana.

2. Se llevará a cabo la evaluación 2020 bajo los siguientes criterios: aumentar lo destinado a Educación al equivalente al 4% del PIB, duplicar el monto destinado a investigación y transferir el 1% del presupuesto a los gobiernos locales de todo el país. Así mismo, eliminaré la partida discrecional de la Presidencia y todo gasto superfluo, así como reduciré drásticamente el presupuesto inflado de la Asamblea Nacional de diputados.

3. Vamos a establecer la hoja de ruta para sacar la mayor cantidad de oficinas públicas del Casco Antiguo.

4. Voy a ordenar iniciar la contratación de estudios más comprensivos sobre el Tren Panamá-David para evaluar la mejor manera de hacerlo posible, especialmente financieramente hablando.

No soy persona de irse por las ramas. Me gusta asumir compromisos específicos y por eso, preferí aprovechar este espacio para anunciar medidas muy concretas de resultar electo como próximo presidente de la República. El Cambio Profundo que este país necesita requiere de un liderazgo decidido, proactivo, con experiencia, capacidad y voluntad.

El autor es candidato presidencial por los partidos Panameñista y Popular.

Nota del editor

‘La Prensa’ invitó a los siete candidatos presidenciales a que expusieran en 700 palabras su propuesta y su visión personal y política. Los artículos se publicaron en el orden de llegada y sin editar por este diario.

La sección de Opinión agradece a todos los candidatos su colaboración, con esta séptima entrega culmina el ciclo de artículos publicados. 

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL