Panamá

Un destino anunciado

Moramos en un estrecho suelo forjado tras millones de años de movimientos telúricos, siendo este que nos acoge, de los últimos retazos de las llamadas “tierras emergidas”. Este surgimiento tardío representó cambios climáticos e históricos que afectaron el desarrollo del globo en todo sentido. De no ser por el istmo bajo nuestros pies, el hemisferio norte, a falta de la corriente del golfo generada por la separación de los océanos, viviría bajo los inviernos eternos que lo cubrían eones atrás; no habría corredor mesoamericano ni se hubiesen consolidado las culturas prehispánicas, cuya ruta obligatoria de crecimiento fue la angosta franja de tierra, basalto, oro y cobre que yace ante nosotros.

Miles de años después, corría el año 1453 de nuestro Señor, cuando Constantinopla, último gran bastión de la cristiandad oriental, cayó en manos otomanas, terminando así con el desfalleciente y nostálgico vestigio del Imperio Romano. Este hecho, sumado a otros, desencadenó una serie de eventos que llevaron a los reinos cristianos a buscar nuevas rutas comerciales, libres del control musulmán, para mantener el suministro europeo de bienes y especias provenientes del Asia.

La “Era de los descubrimientos” había comenzado, y a partir del año 1492 las coronas católicas de Castilla y Aragón (futuro Reino de España) y el Reino de Portugal, con bula papal en mano, se hicieron con el control de los territorios inexplorados de las Américas y las costas africanas. Como consecuencia de ello, el viernes 15 de agosto de 1519 en las costas del Mar del Sur se fundó Nuestra Señora de la Asunción de Panamá, plaza que la corona envistió con el título de “Muy noble y leal ciudad”.

Iniciada esta fase de colonización, fuere su majestad Carlos V, emperador del Sacro Imperio Romano y rey de España, quien en un inicio tuvo la visión de construir un canal navegable a través del continente, que sirviese de paso al nuevo mundo hispánico que anhelaba construir, de ahí su lema familiar imperial “Plus Ultra”, “más allá”. Sin embargo e inclusive ya con un trazado sobre la “tierra firme”, así llamado el primer Reino Castellano de Indias, fracasó la empresa debido al titánico esfuerzo que requeriría.

Historia aparte y para poner en contexto las repercusiones históricas de la existencia del istmo, en 1690 el Reino de Escocia buscó establecer fallidamente una colonia en el Darién, inversión que conllevó la pérdida del tesoro real y la eventual bancarrota del reino. Esto obligó a los escoceses a suscribir el Acta de Unión con Inglaterra en 1707, creando así el Reino de la Gran Bretaña. De no ser por este suceso, no hubiese existido posteriormente un imperio británico que conquistase medio mundo.

Siglos después, no solo se cumplió el sueño del emperador Carlos, sino que lo que empezó como un pequeño poblado de pescadores conquistado por Pedrarias Dávila, se convirtió en la gran joya metropolitana del Pacífico americano. El nombre de la capital que hoy honramos, bautizó al país que habitamos, considerado sinónimo de crisol de razas y conectividad.

Podríamos discutir un sinfín de orígenes etimológicos del nombre Panamá, sin embargo, el que se acerca más a la naturaleza del país y que coincide con el lema del emperador Carlos, viene del vocablo indígena bannaba, que se traduce en “más allá”. Este nombre, abierto a muchas interpretaciones, cayó como anillo al dedo a una ciudad y a un país que, pese a todo, demuestran que de proponérselo pueden llegar más allá.

Este “más allá” materializado en las personas, en las magnas obras de ingeniería y en las iniciativas comerciales que hemos planteado a través de la historia, ha demostrado en reiteradas ocasiones que este David puede hacerle frente a Goliat, develando así el destino manifiesto de esta urbe y, en consecuencia, de la nación: conectar al mundo a través de la logística, los servicios y el comercio por cielo, tierra y mar.

Hoy, ese destino cumple 500 años de haberse labrado por vez primera. Cinco siglos en los que presenció incendios, incursiones piratas, intervenciones extranjeras e incidentes violentos que dejaron cicatrices que nos recuerdan un pasado prohibido de olvidar. De este ayer debemos tomar las enseñanzas reveladas por el camino recorrido y ahora tenemos la responsabilidad de determinar, como ciudadanos, la sociedad que como panameños deseamos alcanzar.

Por lo que, en este aniversario fundacional de nuestra ciudad de Panamá, primera entre las del occidente americano, capital de la nación que florece casi por divina intercesión, insto a que honremos las tradiciones que nos preceden. Que estudiemos nuestra historia. Y que recordemos que un país que viaja al futuro ignorando su pasado llega al futuro sin saber por qué viajó.

El autor es asistente legal

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

DIPLOMACIA China le pide a Canadá que 'no se inmiscuya' en los asuntos de Hong Kong

La canciller canadiense mostró su preocupación por la situación en Hong Kong. La canciller canadiense mostró su preocupación por la situación en Hong Kong.
La canciller canadiense mostró su preocupación por la situación en Hong Kong. Tomado de Internet

El embajador de China en Canadá pidió el domingo al Gobierno de Ottawa que "cese inmediatamente de inmiscuirse" en los asuntos ...

Okjokull Islandia despide a su primer glaciar desaparecido por el recalentamiento global

La placa conmemorativa fue presentada en el lugar del antiguo Okjokull. La placa conmemorativa fue presentada en el lugar del antiguo Okjokull.
La placa conmemorativa fue presentada en el lugar del antiguo Okjokull. AFP/Jeremie Richard

Islandia inauguró este domingo una placa en homenaje de Okjokull, primer glaciar de la isla que perdió su rango devorado por ...

Videos Polémica en torno a las emisiones de carbono del viaje de Greta Thunberg

Polémica en torno a las emisiones de carbono del viaje de Greta Thunberg Polémica en torno a las emisiones de carbono del viaje de Greta Thunberg Vídeo
Polémica en torno a las emisiones de carbono del viaje de Greta Thunberg AFP

El equipo del velero que atraviesa el Atlántico para llevar a Greta Thunberg a Nueva York aseguró el domingo que las emisiones ...