INCONVENIENTES EN EL SECTOR

Los dineros de la salud

La inversión en salud siempre ha sido un gran reto para las naciones. Vale destacar que después de la educación, la salud es uno de los puntales que promueven el desarrollo de los pueblos. Es parte de un círculo virtuoso, en el que a mayor crecimiento económico, mayor inversión en los aspectos sanitarios, por lo que en todo país que se precie de una economía pujante, actualizada y proactiva, el crecimiento de inversión en salud es lo correcto. Panamá no es la excepción, según la Organización Mundial de la Salud, nuestro porcentaje del PIB en salud (sector global, 2014) está por el orden del 8%, lo que nos sitúa muy bien en Centroamérica y el Caribe, incluso mejor que Colombia. En cuanto a inversión pública, según datos del Banco Mundial, es del 5.9% del PIB (el mínimo aceptable es 6%, 2014). Sin embargo, estos números, aunque se han incrementado en los últimos 20 años, no se reflejan significativamente en la población ni en los servidores sanitarios. Los primeros suplican por un trato más humano y mejor acceso a la atención, y los segundos demandan retribuciones acordes a la responsabilidad que tienen, así como el aprovisionamiento oportuno de herramientas físicas y medicamentosas para combatir las enfermedades y promover, eficientemente, la salud. Sin embargo, todo esto empeora por la inequidad en la distribución de recursos, lo que lleva a la distorsión del equilibrio económico. Inequidad que no logramos desarraigar, a pesar de luchar tenazmente contra ella.

Esta misma inequidad se refleja de manera importante en el sector sanitario. Los servicios de atención se concentran en las zonas urbanas, y nuestras peores estadísticas se desbordan en los lugares donde está la población más susceptible. Ello, a pesar de ser territorialmente un país pequeño. Si a este ingrediente se agrega la difícil e implacable maniobrabilidad fiscal a la que se someten las instalaciones de salud cada año, a lo complicadísimo y poco práctico de los trámites para el movimiento de medicamentos dentro del país y a los inconvenientes de los procesos de compra de bienes y servicios para el sector sanitario, tenemos a la vista el panorama que desde hace más de cinco quinquenios nos asfixia poco a poco. En estos últimos días, la “cereza sobre el helado” la coloca la burocracia, con retrasos imperdonables que dan al traste con la remuneración justa y oportuna del personal. Lo que afecta notablemente la gestión en todas las unidades de atención, creando desasosiego y gran malestar; sentimientos legítimos, sin lugar a dudas.

Los dineros para salud requieren una constante y creciente inversión, a tiempo y sin miramientos superfluos o indolentes; amén de las mejores personas para su gestión. El despliegue financiero en el sector sanitario no admite retrasos ni fallas burocráticas. El mantenimiento de un esquema transparente, ágil, dinámico y cónsono con nuestra realidad es la única opción. Queda claro que si nuestro país crece, merecemos crecer todos.

Soy un funcionario comprometido y realista, sin ser conformista; me apego a los conceptos de justicia y respeto administrativo, pero también reconozco el derecho a disentir, la sana crítica y la libertad de expresión constructiva. No me dejo llevar por opiniones insensatas o viscerales, pero estoy convencido de que hay normas y procesos que deben eliminarse o modificarse para el bien del sector sanitario.

La difícil situación que vivimos es triste e inadmisible, puesto que favorece la distancia entre la comunidad y los trabajadores sanitarios, así como entre los trabajadores sanitarios y la administración. En fin, nos enfrenta sin una buena razón. Hay que darse prisa, todavía estamos a tiempo para enmendar. Nada más, nada menos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

AVISO Sistema de baja presión podría producir aumento de lluvias y oleajes

Debido a este escenario la AMP emitió una advertencia para los dueños de las embarcaciones con motor fuera de borda y yates de placer. Debido a este escenario la AMP emitió una advertencia para los dueños de las embarcaciones con motor fuera de borda y yates de placer.
Debido a este escenario la AMP emitió una advertencia para los dueños de las embarcaciones con motor fuera de borda y yates de placer. LA PRENSA/Archivo

Al norte de la República de Panamá se podría formar un sistema de baja presión durante esta semana, por lo que se presentaría ...

POLÍTICA Apuñalan a destacada periodista radiofónica en Moscú

Tatyana Felgenhauer. Tatyana Felgenhauer.
Tatyana Felgenhauer. Tomada de Twitter @t_felg

La subdirectora de la principal radioemisora de Rusia fue apuñalada por un desconocido que el lunes irrumpió en los estudios, ...