Historia

El mágico mundo de Panamelot

Temas:

El mágico mundo de Panamelot El mágico mundo de Panamelot
El mágico mundo de Panamelot

Hace poco me tropecé con una frase que me llamó la atención. Es de esas frases extraídas un poco al azar, quizás masticadas para aquellos que tienen pereza de tomar sus propias decisiones y necesitan que alguien les diga qué hacer con sus vidas. La cita era de William Faulkner: “El pasado nunca está muerto. No es ni siquiera pasado”. Para Faulkner el pasado no ha terminado; es más, no existe. Sin embargo, discrepando con él, en algún espacio de nuestra mente, en la memoria, siempre quedan sus residuos. Es cierto, el pasado no termina de suceder, se está creando continuamente. Aunque nuestro físico esté ahí en ese mínimo fragmento de tiempo que podríamos llamar “presente”, cuando nuestras mentes perciben lo sucedido, ya es pasado. No vivimos, entonces, en un presente continuo, sino en un pasado que siempre se extiende, porque, desde el momento en que adquirimos vida, acumulamos antecedentes. Estamos, así, condenados a ser tardíos testigos no de lo que nos ocurre, sino de lo que nos ocurrió.

Según Felipe Fernández-Armesto: ‘‘El presente pasa a ser instantáneamente el pasado. El presente siempre termina transformándose en historia. Y el pasado siempre está… tirando de nuestra memoria, dándole forma a nuestros pensamientos, conduciendo y limitando nuestras vidas. La historia humana podrá parecer supremamente ensimismada, pero se enfoca en un tema innegablemente fascinante y que es nuestro favorito: nosotros mismos”. Sin embargo, es bastante frecuente encontrar a aquel individuo que se pregunta para qué sirve la Historia (con mayúscula); no es extraño toparse con aquella persona que la sentencia y condena por ser “conocimiento ornamental”. Así que, ¿por qué no esterilizarla para alcanzar la inteligencia perfecta que no da la eugenesia de otros saberes?

Irónicamente, no hay ninguno de estos detractores que no esté obsesionado con su propia historia y, cuando conviene, con la de los demás. Obsérvese esto en la falsa modestia, en las memorias selectivas, en los deméritos y la burla, la fanfarronería y el autobombo, y en las montañas de “hojas de vida” que se acumulan todos los días, siempre buscando el bienestar individual en diferentes formas: paz mental, fama, y acumulación de capital. El encanto de la historia personal seduce hasta a esos personajes que no quieren que se sepa nada de ellos. Al final, todos nos preocupamos en exceso por cultivar nuestra propia leyenda. Recordando a Margaret McMillan, pienso que esa forma ególatra y prevalente de usar la historia es, en realidad, abusar de ella.

¿Cuál es la razón de la prevalencia de ese egocentrismo? Posiblemente sea que desvelar el pasado resulte ser incómodo. La historia es indiferente, imperturbable y hasta cruel. Esto es así, porque ella no actúa; ella es la inercia más pura. En un mundo individualista, saber de historia puede revelar que no somos tan únicos. Cuando hoy nos sentimos importantes, ella nos hace conscientes de que, desde hace milenios, han existido personas muy parecidas a nosotros, con más o menos los mismos talentos. El saber histórico nos hace descubrir que somos uno más del montón, que no existen los héroes, que no somos indispensables, ni irremplazables. Va en contra de la fascinación con el propio ser.

Siendo optimista, se podría decir que, quizás, el desdén hacia la historia esté relacionado al deseo de no perder la esperanza en la humanidad. Es una forma de cegarse y no ver el actuar de miles de personas, quienes, a través del tiempo, han intentado cambiar el mundo, construir uno mejor, para tan solo fracasar. La historia nos ilustra la incapacidad del ser humano para escapar de su eterna tragicomedia: sonreír por creer haber logrado algo, sabiendo que, pronto, todo resultará en catástrofe. La historia nos enseña que, tarde o temprano, a pesar de las nuevas tecnologías, de las curas a enfermedades, del reconocimiento de nuevos derechos, el mundo vuelve a ser casi igual o peor. Entonces es mejor menospreciarla y olvidarla para no dejarse ofender por ella y vivir en un mundo de engaño y felicidad. Así, se abrirían oportunidades para construir ese “pasado espectacular”, que tanto aprecian los que quieren que les “expliquen la historia como si fuese un cuento”, y, en el caso de este país, dar a luz al mágico mundo de Panamelot.

El autor es profesor de Historia

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Si te lo perdiste

Federico Policani, miembro del Partido Panameñista.
Especial para Prensa.com/Amada Racero

PROCESO Exalcalde Federico Policani es detenido por denuncia de violencia doméstica

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

recaudan 2.6 millones de dólares Dinamarca realiza el primer teletón a favor del clima

Según los expertos, replantar de forma masiva podría contribuir a reducir considerablemente la concentración de CO2 en la atmósfera. Según los expertos, replantar de forma masiva podría contribuir a reducir considerablemente la concentración de CO2 en la atmósfera.
Según los expertos, replantar de forma masiva podría contribuir a reducir considerablemente la concentración de CO2 en la atmósfera. Tomada de internet

Los daneses donaron este sábado 2.4 millones de euros (2.6 millones de dólares) para plantar árboles, durante un teletón ...

FRANCIA Los barco-taxis del Sena serán puesto de nuevo a prueba

El aparato, que funciona por propulsión eléctrica, tendrá autorización para navegar a una velocidad máxima de 30 km/h y cruzará París por el agua. El aparato, que funciona por propulsión eléctrica, tendrá autorización para navegar a una velocidad máxima de 30 km/h y cruzará París por el agua.
El aparato, que funciona por propulsión eléctrica, tendrá autorización para navegar a una velocidad máxima de 30 km/h y cruzará París por el agua. Tomado de Twitter

Los "Sea Bubbles", los barco-taxis que planean sobre el río Sena en París, van a ser puestos a prueba de nuevo la próxima ...

managua Oposición nicaragüense denuncia que gobierno prohíbe a Comisión de la OEA ingresar al país

Miembros de la comisión especial para Nicaragua, creada por la OEA, para buscar una salida pacífica a la crisis que vive el país desde abril de 2018. Miembros de la comisión especial para Nicaragua, creada por la OEA, para buscar una salida pacífica a la crisis que vive el país desde abril de 2018.
Miembros de la comisión especial para Nicaragua, creada por la OEA, para buscar una salida pacífica a la crisis que vive el país desde abril de 2018. Tomada de La Prensa de Nicaragua

La oposición nicaragüense denunció este sábado que el gobierno de Daniel Ortega prohibió el ingreso al país de una Comisión de ...