RESPONSABILIDAD

Estado panameño, S.A.

Un pueblo que vota es poderoso. Esta moneda electoral tiene dos caras: la voluntad informada de la gente con responsabilidad ciudadana y su objetividad al momento de votar, definirá de qué lado caerá.

La educación ha catalizado este proceso político. Nuestra juventud ya se está involucrando en este rodeo electoral. Aparecen actores con sombreros fiscalizadores y vigilantes. Que no quepa la mínima duda de que, en estas elecciones, los jóvenes asumimos una gran responsabilidad sobre nuestras espaldas. Representar al 18% del padrón electoral no es un número para tomar a la ligera. Somos los “Vecinos Vigilantes” de esta contienda política gracias a la educación que hemos recibido.

Ocurre en ocasiones que nos limitamos a pensar que la educación política la recibimos de las clases de Educación Cívica. La educación política trasciende una materia escolar. Implica una educación robusta en valores, que ha estado anémica por mucho tiempo. La responsabilidad ciudadana que tenemos como panameños nos obliga a votar cada cinco años. Este es solo el primer paso de la tarea; la otra parte es la constante fiscalización y apoyo a quienes llamamos nuestros primeros mandatarios.

El ejercicio del derecho de la ciudadanía al acceso a la información es cada vez más fácil, gracias a la tecnología. La cantidad de datos es abundante. Se requieren horas para procesarlo y convertirlo en información valiosa. El acceso a la tecnología es un agilizador social, sin embargo, dependerá de nosotros cómo utilizarla. En el pasado, teníamos que caminar largos trechos para obtener la misma información a la que hoy podemos acceder desde nuestro teléfono. Pese a esto, la tecnología debe ser una herramienta utilizada para crear valor en la sociedad. Estamos en la era en que la manipulación humana puede decidir de qué lado se inclina la balanza política a través de algoritmos computacionales y bots. Educarte políticamente es una herramienta que te empodera como ciudadano para ejercer el voto. Hay abundante documentación comprensible sobre conceptos relevantes para emitir un voto informado

Los jóvenes tenemos la ardua tarea de ser consecuentes y responsables con el cometido del 5 de mayo. Joven, te propongo que estudies y practiques valores y tu rol como ciudadano activo. Las herramientas tecnológicas pueden ser nuestras aliadas y nuestras peores enemigas. El 5 de mayo te tocará contratar al primer servidor (a) de Panamá, quien tendrá la responsabilidad de dirigir al país durante el siguiente quinquenio. Atrévete a analizar y conocer la oferta electoral de los diferentes presidenciables.

La educación es la única bandera con la que tú y yo tenemos poder. Usa tu poder con responsabilidad para que la cara de la moneda caiga a favor de Panamá.

El autor es miembro de Jóvenes Unidos por la Educación.

Edición Impresa