Campaña presidencial

De planes, promesas y otros cuentos

Temas:

Con el verano preelecciones vuelven a la carga partidos y candidatos. Las palabras de moda vuelven a ser “programas”, “planes”, “estrategias” y otras que parecen sacadas del manual de proyectos del Banco Mundial. Se producen, o más bien se desempolvan, volúmenes de estudios y recomendaciones con que los candidatos y los partidos intentan engatusarnos para votar por ellos.

Para bien o para mal este es un ejercicio poco productivo y hasta fraudulento. La evidencia, que arroja el desempeño de cada uno de los gobiernos desde la dictadura, es que entre sus planes y sus logros con suerte llegan al 25%. A la hora de la verdad, se gobierna al calor del momento, se improvisa y se remienda. Ese actuar contrasta brutalmente con la retórica pomposa, escéptica y rectilínea que caracterizan los voluminosos planes y los ya imprescindibles power points.

Por otro lado, es innegable la dosis de demagogia electorera que llevan los planes. Un buen amigo me recuerda la frase chusca pintada en una jarra artesanal de cerveza, que de un lado lee “Prometer hasta meter…” y del otro “Y después de metido… olvidar lo prometido”. En las promesas electorales hay algo de eso también.

Como los gobiernos tienen un récord de desempeño muy bajo respecto a sus planes de campaña, lo que un elector racional buscaría en un candidato es su capacidad de hacer buenas sus promesas o sea su capacidad para ejecutarlas a tiempo y con eficiencia de recursos. Al fin de cuentas solo tienen cinco años para transformar el país y hacernos a todos prósperos y felices. Pero hay poco o nada del “cómo”, porque los candidatos apuestan a una oferta abultada y hasta imposible para poner a salivar al cliente político pensando en el consabido “que hay pa mí”.

Las promesas electorales no reiteran el compromiso de los candidatos con las cosas que son esenciales para mantener y proteger la república y la sociedad, y debían. Nadie dice nada sobre la noción de defender y fortalecer una sociedad abierta donde quepamos todos, de sostener un Estado de derecho que potencie el ciudadano, un sistema económico abierto sin moneda de curso forzoso que tanto ha contribuido a forzarle la mano al gobierno hacia la sensatez financiera. ¡Que hay que preservar a toda costa la separación de poderes y desempapelar al Estado!

Muchos dirán que todo esto está sobrentendido, pero no. En los últimos 10 años hemos vivido grados crecientes de intolerancia, abusos de poder y sin que medie consenso ciudadano hemos permitido lesiones a nuestra soberanía. Por lo tanto, es importante que los candidatos que parten de la premisa de defender y fortalecer estos pilares de la sociedad, la exterioricen sin ambages.

Expresiones tan abstractas como “reforma profunda del Estado” o “poner fin a la corrupción” no se deberían abordar sin indicar medidas específicas para lograrlo y al menos una calendarización de esas decisiones y medidas. Las vaguedades alimentan la sospecha de que no hay medidas ni decisiones concretas, mucho menos claridad del reto o problema que hay que enfrentar y resolver.

Por supuesto que dependiendo de la audiencia la promesa electoral se matiza a los intereses de ese mercado electoral. Eso es posible hacerlo con éxito alrededor de temas limitados y concretos. Pero en los problemas de gran envergadura, como la imperativa reforma a la seguridad social, dan poco para mediatizar los mensajes. Además, buena parte de los problemas “gordos” que enfrentará el nuevo presidente, requieren grandes recursos, no son de solución inmediata, sino sobre mucho tiempo y conllevan deterioro del capital electoral del presidente y su partido.

Lo bueno de estas elecciones es que quien sea que gane, no tiene mucho margen para “patear la lata” hacia adelante. Habrá que ser sincero, porque la complejidad y el tamaño de muchos problemas no dan margen a disimularlo o esconderlo. Me gustaría pensar que el ganador se empinará sobre las dificultades y los “costos políticos” y apostará a los réditos sociales y morales de una buena gestión.

El autor es director de la Fundación Libertad.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Si te lo perdiste

Luego de las declinaciones de Isabel de Saint Malo y Emanuel González Revilla Gabinete designa a Jaén y Roy como directivos del Canal

Jaén.
Jaén.

Economía Posponen la entrada de Brasil, Argentina y Perú a la OCDE

‘Tenemos 36 países miembros y todos tienen que tomar sus decisiones’, apuntó el secretario general de la OCDE
Tomado de @A_Gurria

Especial La Prensa Retos de una nueva Constitución

Retos de una nueva Constitución
LA PRENSA

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Aumento cifra de inmigrantes Ecuador estudia crear una visa humanitaria para venezolanos

Lenín Moreno, presidente ecuatoriano.. Lenín Moreno, presidente ecuatoriano..
Lenín Moreno, presidente ecuatoriano.. AFP

El número de venezolanos que ingresan diariamente a Ecuador pasó "de 500 a 2 mil 500", por lo que el país planea establecer ...

Caso Odebrecht Keiko Fujimori pasará su primer cumpleaños presa

Keiko Fujimori fue trasladada a una prisión en Lima el pasado 1 de noviembre. Keiko Fujimori fue trasladada a una prisión en Lima el pasado 1 de noviembre.
Keiko Fujimori fue trasladada a una prisión en Lima el pasado 1 de noviembre. AFP

La líder opositora peruana Keiko Fujimori pasará este sábado su primer cumpleaños en prisión, en momentos en que intenta ...