Ministerio de Cultura

La revancha de los culturosos

Temas:

La cultura nacional ha resistido, al menos, cuatro arremetidas. Los norteamericanos usaron su aparato cultural de cines, escuelas, poderosas emisoras de radio y televisión, hospitales, oficinas, estilo de vida, para justificar su presencia autoritaria. A partir de los 40, el coronel José Antonio Remón, luego, los tenebrosos cinco primeros años del golpe militar del 68. Y la más evanescente, el neoliberalismo.

El nacionalismo panameño da guerra al militarismo represor criollo como a todo aquella combinación sofisticada de fuerza y persuasión gringa. Los culturosos anteponen el poder sutil de la letra, danza, plástica, y el canto soberano.

Omar Torrijos entendió que la dignificación artística de lo panameño animaba una identidad nacional sobre la que se erigía la recuperación del Canal.

En tertulias culturosas de solidaridad con los pueblos tercermundistas o en actos del Instituto Nacional de Cultura (INAC) no faltaba una guitarra cantando a Orestes Nieto, Pedro Rivera. O Sandra Cumberbach con el “ Tío Caimán”, de Carlos Francisco Changmarín, o sus décimas canaleras con el mejoranero Juan Andrés Castillo, o las de Víctor Franceschi exaltando a Victoriano.

En 1999, los gringos partieron con todo y su aparato cultural, mismo que puso a mano manifestaciones artísticas excelsas, y que nuestra psicología transitista bien supo reinterpretar en lienzos y pentagramas. El 2,000 calificaba como el momento exacto para elevar a ministerio a un INAC encargado del rescate.

Más pudo una tecnocracia neoliberal aprovechada de la ausencia de Omar para esquinar el proyecto culturoso. Changmarín devino en un comunista que pretendía sembrar maíz en la Zona del Canal. El escritor José Franco, un enemigo de Norteamérica, el Chimbombó de Korsi, casi un talibán asesino de gringos. Y la profunda estética panameña de Rómulo Castro, en la de un izquierdista que cantaba La Rosa de los Vientos al estilo Nueva Trova cubana.

Los neoliberales decapitaron la inversión social de los asentamientos campesinos y empresas estatales. La purga de adversarios de eso que llamaron modernización no dejó culturoso con cabeza.

La frágil identidad panameña, como enemigo estratégico de una avasalladora globalización, terminó arrollada por quienes empuñaron el presupuesto como hacha de verdugo para perseguir toda manifestación que no justificara la contracción “necesaria” del gobierno. Las escuelas de Bellas Artes y de folclore languidecían, el Teatro Nacional se caía a pedazos. El INAC terminó disminuido a oficina de espectáculos cuasi folclóricos de relleno a lo político.

El tamborito, la cumbia y la décima, huérfanos del “ineficaz” discurso de identidad, sobrevivían descarriados cantando la dudosa heroicidad de cigarrillos, licores y cervezas. Mientras, Changmarín vendía cuadros, el intelectual César de León, empanadas, y el poeta Manuel Orestes Nieto escribía fríos discursos para unos que abandonaron a su suerte la cultura.

No quedó más a ecologistas, artesanos, artistas, plásticos, compositores, músicos, intelectuales comprometidos y poetas, que sufrir la carencia de un Estado promotor de cultura. Uno que supiera deducir de un sempiterno debate centenario, qué es evolución y qué, involución.

Si el patronato no prohíbe un juvenil reggaetón en el Festival guarareño de la Mejorana, se traga la expresión folclórica. Ya casi extinguió la salsa. Ante su gancho simplón de lenguaje crudo y sexualidad explícita, las autoridades aparecen blandiendo la represión antes que el entender. La confundida sociedad exige la censura oficial, para expiar su responsabilidad en conectar a la construcción de identidad a una juventud transgresora.

La lucha por incorporar y ampliar el Canal constituye el pilar del orgullo de ser panameño. La Autoridad del Canal de Panamá monta un espectáculo exuberante en efectos especiales y divos criollos. Uno exacto en reflejar la liviandad desmemoriada de la cultura oficial, cuya tarima soslaya a los verdaderos héroes culturosos quienes recogieron la bandera para que Panamá no fuera una estrella más en la bandera norteamericana.

Son ellos, los culturosos y sus batallas generacionales, quienes fungen tras bastidores como aliados históricos de Carlos Aguilar, en sumar a Laurentino ‘Nito’ Cortizo quien advierte “la cultura lo es todo”.

Allá, en su universidad de Chicago, adustos profesores proyectan en pantallas virtuales a Dorindo Cárdenas y su sombrero pinta’o, al explicar por qué somos subdesarrollados. Acá, el cantautor y su Orgullo Santeño siguen fusionando el interior a la capital en ese todo irreductible de la cultura panameña.

El autor es investigador político

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Videos Respondemos a Manuel Arias, presidente de Fepafut

Respondemos a Manuel Arias, presidente de Fepafut Respondemos a Manuel Arias, presidente de Fepafut Vídeo
Respondemos a Manuel Arias, presidente de Fepafut

La FIFA publicó una nueva clasificación en el ranking de países, y Panamá se encuentra ahora en el noveno lugar de la ...

hay que salvar el planeta Millones de jóvenes hacen huelga global contra el cambio climático

Jóvenes panameños se movilizaron este viernes contra el cambio climático y acudieron a la protesta en los predios del palacio legislativo. Jóvenes panameños se movilizaron este viernes contra el cambio climático y acudieron a la protesta en los predios del palacio legislativo.
Jóvenes panameños se movilizaron este viernes contra el cambio climático y acudieron a la protesta en los predios del palacio legislativo. Román Dibulet

Multitudes de estudiantes de todo el mundo faltaron a la escuela el viernes para participar en una masiva protesta contra el ...

será un contingente 'moderado' EU enviará refuerzos militares al Golfo tras ataques en Arabia Saudita

El anuncio lo hizo el secretario de Defensa, Mark Esper. El anuncio lo hizo el secretario de Defensa, Mark Esper.
El anuncio lo hizo el secretario de Defensa, Mark Esper. AFP

Estados Unidos enviará refuerzos militares a petición de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos tras los ataques contra ...