Vida colonial

El sueño de Fabián

Temas:

El sueño de Fabián El sueño de Fabián
El sueño de Fabián

Mi nombre es Fabián y vivo en la ciudad de Panamá. Trabajo en una carnicería en la calle más activa y comercial de la ciudad, la calle de la Carreta. Mientras, mi mujer, mis nueve hijos y yo vivimos en un bohío de paja, en la periferia noroeste de la ciudad, a las faldas del cerro San Cristóbal. Para llegar a mi trabajo debo transitar por el sendero que pasa junto al pozo del cerro, en contravía a quienes viajan hacia Nombre de Dios, girar por el convento de La Merced en dirección al Levante, y caminar en línea recta, bordeando la playa, hasta antes de llegar a la casa de Catalina Rodríguez Franco.

Como muchos, mi mujer y yo somos fruto del mestizaje entre indios, blancos y negros. Por ende, no tenemos cabida dentro de la ley, pues, esas leyes jamás nos contemplaron a nosotros, los mulatos, cuarterones, zambos, afromestizos y otros. Como si fuera poco, pese a que nosotros, los horros de color, vivimos en los arrabales, el Gobierno planea cobrarnos un tributo de cinco pesos corrientes. Este nuevo tributo puede deberse a que, ahora, en la ciudad hay alrededor de 40 casillas de paja y más de 100 bohíos, pero todos en condiciones miserables y con familias de 10 a 12 miembros cada una.

Durante los últimos años, la ciudad ha crecido sin aparente orden. Sastres, plateros, herreros, barberos y otros han abarrotado las calles. También, en la planta baja de muchas casas han proliferado las pulperías, en las cuales se consigue – a precios inaccesibles para nosotros los mestizos – tabaco en hoja, jabones de sebo, vino, aceite, miel, aguardiente y todo aquello que le gusta al hombre blanco. Estos comercios mantienen las calles del área urbana bulliciosas, desordenadas y plagadas de malos olores.

He escuchado decir que esta ciudad es el principal mercado del reino en tierra firme y el motor de toda su economía. Por esta ciudad pasa todo tipo de gente, proveniente de todas partes del mundo, hablando un sinfín de lenguas, vendiendo y comprando perlas, oro, esmeraldas, rubíes, seda, imaginería religiosa, pinturas, muebles, porcelana y mucho más. Me cuesta trabajo entender cómo es que nuestra ciudad tiene todos estos méritos, pero le falta algo tan básico como el agua potable – pese a estar rodeada de mar, quebradas y ríos – quedando sus habitantes a merced de los aguaderos, quienes venden una botija de agua a medio real.

Pero bueno, hay quienes han logrado salir adelante producto de su trabajo, como ciertos horros quienes, hoy en día, son casados, tienen haciendas, heredades y ganados, viven en medio de los blancos y hasta otorgan donativos de 60 pesos a la corona. De hecho, sé de un horro que ganó un remate de la Audiencia para el empedrado y arreglo del camino Panamá-Portobelo, por un valor de 24 mil pesos. Y qué decir del mulato libre Juan González, quien vive en La Villa de Los Santos y tiene en su haber 180 mulas de cría, 36 esclavos, más de mil 500 bestias caballares y vacunas, y hasta cucharas, saleros y jarros de plata.

La ciudad tiene cosas buenas y malas, pero en medio de todo, sus habitantes seguimos adelante día a día, soñando con un futuro mejor. Mi esposa y yo creemos que ese futuro será posible para nuestros hijos o, al menos, para los hijos de ellos. Parece imposible, pero el desarrollo del que tanto habla el hombre blanco nos invita a creer que dentro de algunos años – quizás 50, 100 o 500 – estos problemas habrán desaparecido y las oportunidades serán iguales para todos.

El autor es abogado

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Los principales motivos de las retenciones son: casos de estatus irregular, estadía vencida, razones de seguridad y por investigación o verificación.
Tomada de @migracionpanama

durante el 2017 y los primeros siete meses de 2018 Migración retiene a 2 mil 796 extranjeros por irregularidades

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

TRAS DECLARACIONES DE PORCELL Varela: la ciudadanía debe exigirle a funcionarios las responsabilidades de sus cargos

El presidente Juan Carlos Varela dijo que en su gobierno no hay 'pinchazos' y señaló que 'si alguien cruza la línea le toca enfrentar a la justicia, cada funcionario público debe asumir sus responsabilidades que le da su cargo ante cualquier coyuntura que se de'. El presidente Juan Carlos Varela dijo que en su gobierno no hay 'pinchazos' y señaló que 'si alguien cruza la línea le toca enfrentar a la justicia, cada funcionario público debe asumir sus responsabilidades que le da su cargo ante cualquier coyuntura que se de'.
El presidente Juan Carlos Varela dijo que en su gobierno no hay 'pinchazos' y señaló que 'si alguien cruza la línea le toca enfrentar a la justicia, cada funcionario público debe asumir sus responsabilidades que le da su cargo ante cualquier coyuntura que se de'. Cortesía/Presidencia de la República

Mundial Sub-15 Cuba termina como líder invicto del grupo B

El equipo cubano dominó el partido desde la primera entrada. El equipo cubano dominó el partido desde la primera entrada.
El equipo cubano dominó el partido desde la primera entrada. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Heriberto Concepción

El equipo de Cuba venció este martes, a la novena de Australia por 9 carreras a 3, pasando invicto y como líder del grupo B, a ...