TAL CUAL

URGENCIA. La muerte de la turista estadounidense se suma al caso de las dos holandesas desaparecidas en el volcán Barú como una muestra de la necesidad urgente que tenemos como país de cuidar a nuestros visitantes y de procurar más seguridad en los sitios que son atractivos turísticos. Si aspiramos a que la industria sin chimenea empuje económicamente al interior, la mentalidad de las autoridades tiene que ser muy distinta. En turismo, más vale prevenir que lamentar.

EJEMPLO. En Francia, el expresidente Nicolás Sarkozy enfrenta la posibilidad real de caer preso porque en una de sus campañas electorales escondió donaciones que superaban los topes de gastos establecidos para las elecciones. Lo que allá es un delito, acá es causa de celebración.

LA COIMA DE LA COIMA. La investigación sobre el pago de sobornos-donaciones a la campaña electoral del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, llevó al descubrimiento de una supuesta contribución de Odebrecht por un millón de dólares. Supuestamente, a la campaña llegaron $850 mil, porque un intermediario se cobró un 15% de comisión. Ya ni los coimeros tienen ética.

EN REMOJO. Si lo de las donaciones electorales en Colombia asusta, las de Panamá deben espantar. Los tesoreros de campaña de los principales partidos políticos del patio han dicho que ellos no tienen nada que ver con el temita brasileño. Digamos que tendrían más credibilidad si publicaran el informe de todas las donaciones que recibieron.

SIN RUMBO. Dicen que el secretario de Metas es el ungido para convertirse en el nuevo director de la Caja de Seguro Social. Si esto es cierto hay que preguntarse: ¿el Gobierno se quedó sin metas?

BUENA NOTICIA. La empresa de computadoras Hewlett Packard se muda de Panamá Pacífico hacia la Zona Libre de Colón, para tener allí su centro regional de distribución aprovechándose de la magnífica logística que existe en la costa atlántica. Parece que con esto, la Zona Libre de Colón empieza su recuperación.

Edición Impresa