TAL CUAL

MIMITO, QUÉ PASÓ. Bueno, ya divulgaron la lista de sus donantes Juan Carlos Varela y Juan Carlos Navarro, y nada les ha pasado. Solo falta José Domingo Arias, quien fue el que más recaudó en concepto de donaciones privadas (34.7 millones de dólares). ¿Por qué aferrarse a la confidencialidad de los donantes que le permite la ley cuando puede despejar dudas siendo transparente de cara al país? ¿O quizás es una lista comprometedora?

¡POR DIOS! En este momento, la Fiscalía General Electoral investiga al alcalde de San Miguelito, Gerald Cumberbatch, por supuesta utilización de recursos del Estado en su campaña política. La denuncia la planteó, incluso, un miembro de la propia congregación religiosa a la que pertenece el funcionario. De ahí que rasgarse las vestiduras en “apoyo” al pastor Edwin Álvarez, como lo hace el dirigente indígena Ricardo Miranda, no tiene pie ni cabeza. Esperemos que la justicia haga su trabajo y encuentre la verdad, y dejemos de inventar conspiraciones donde no las hay.

REGAÑOS. Por cierto, muy oportuno el procurador de la Administración, Rigoberto González, al advertir que Melissa de Cumberbatch, quien tomó licencia con sueldo en sus labores como funcionaria del Programa Nacional de Desarrollo Local para una capacitación como pastora, debe devolver el dinero. Otro merecido jalón de oreja dado por González se lo llevó Gustavo Him, administrador de la Autoridad de Turismo de Panamá, por la forma en que se manejó la entrega de permisos para la venta de comida y cervezas en la ruta del Carnaval 2017.

DELACIONES. Mucha expectativa por lo que contará al Ministerio Público Evelyn Vargas Reynaga en el caso de los sobornos confesados por Odebrecht y en el que están imputados los hermanos Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli Linares. Cualquier asesoría en cómo tratar con las autoridades se puede consultar a Ana Bouche, Mayte Pellegrini o a María Mercedes Riaño.

VEJEZ. Un estudio hecho en 35 países industrializados revela que la esperanza de vida de las mujeres surcoreanas alcanzará los 90.8 años. Los hombres de ese país, como es casi la regla universal, seguirán por debajo: 84.1 años, según reportó la revista médica The Lancet. En Panamá, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Censo, la esperanza de vida al nacer de un hombre es de 74.99 años y de una mujer de 81.05. Pero es pecado de excomunión, con alabanzas a tu madre incluidas, decir que hay que equiparar la edad de jubilación entre hombres (62) y mujeres (57).

Edición Impresa