TAL CUAL

DESDÉN. En la práctica, la Comisión Nacional de Reformas Electorales se ha convertido en una institución democrática. Por eso da pena que los diputados echen por tierra el trabajo de un año de diferentes sectores del país que, además, recibieron el apoyo de organismos internacionales. Con esta actitud se desprecia el consenso ciudadano.

AUTOFOTO. El diputado perredista Raúl Pineda ha reivindicado el derecho de ser y hacer tomándose un selfie en un baño de un lujoso hotel en Santo Domingo, República Dominicana, y la ha compartido en las redes sociales. Cuestión de prioridades... y gustos.

LIGEREZA. La Universidad de Panamá ha publicado en su portal el protocolo para el uso de nuestra bandera. Señalan que los panameños, a pesar de su estilo “despreocupado, sienten un profundo respeto por la bandera, quizás porque reconocen que por generaciones ha sido símbolo de la lucha por la identidad nacional”. Pero nadie siguió esas instrucciones cuando se redactó e imprimió la tarjeta de invitación del rector, Eduardo Flores, a una muestra del séptimo arte de la República de China (Taiwán) que tendrá lugar el próximo 25 de abril en el Cine Universitario. Sale la bandera al revés, con el azul hacia arriba.

PATRIOTAS. Que quede claro, usar la bandera en una camiseta, en la piel o seguir determinado protocolo no indica que tenemos más o menos amor por nuestro país. Pero si predicamos algo, incluso si escribimos normas para ello, deberíamos cumplirlas.

CONTRASTES. Palabras del presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski: “Es inaceptable lo que ocurre en Venezuela”. Posición del gobierno de Juan Carlos Varela: “profunda preocupación”.

FÁRMACOS II. De la Dirección Nacional de Farmacia y Drogas del Ministerio de Salud aclaran, sobre la glosa de ayer, que la mora de registros sanitarios que puede estar afectando la disponibilidad de algunas medicinas en el mercado local, es responsabilidad de las empresas farmacéuticas por presentar sus solicitudes después de haber vencido el término para ello, lo que causa la consiguiente escasez de los productos. Mensaje recibido.

Edición Impresa