TAL CUAL

ECLIPSE. No se acabó el mundo, no se abrieron los mares, ni se partió la tierra. Donald Trump continúa siendo presidente de Estados Unidos, y la selección panameña de fútbol todavía tiene que meter goles para ganar su cupo al Mundial de Rusia. Así que, buena suerte con el próximo eclipse total de sol, que será en 18 meses.

ODEBRECHT. Según las delaciones premiadas, la constructora brasileña pagó coimas para todos sus proyectos en República Dominicana. Por supuesto, que eso solo ocurrió allá, y aquí nomás por alguna fuerza indescriptible de la naturaleza, solo pagaron sobornos de 2010 a 2014.

INUNDADOS. Las autoridades del Ministerio Público cuentan con una magnífica herramienta para prevenir nuevas inundaciones: el Código Penal. Aquí lo único que va a parar que se siga destruyendo la propiedad privada de miles de panameños es que a los juega vivos que hacen estudios de impacto ambiental ficticios, o los que se comen las servidumbres y rellenan hasta que se pierda el horizonte, se les enfrente a la justicia como lo que son, unos criminales.

PREGUNTA. ¿Qué se hizo la diputada Katleen Levy, que lleva semanas sin aparecerse por el hemiciclo legislativo? Ojalá sepamos de ella antes de que el Big Ben vuelva a funcionar.

LECCIÓN AMBIENTAL. Es doloroso que la prestigiosa Universidad Tecnológica de Panamá demuestre una actitud de poco importa con el bosque que le rodea. Sería un gran ejemplo que los futuros ingenieros aprendieran de su alma mater que se puede construir sin destruir la naturaleza.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL