TAL CUAL

ESCALANDO. Según el QS Ranking más reciente, la Universidad Tecnológica de Panamá subió 4 puestos para quedar como la 101 de las 400 universidades latinoamericanas analizadas. Esto la ubica como la tercera en Centroamérica, siendo la única en ingeniería, y la primera en Panamá. Todavía nos falta camino por recorrer, pero por lo menos la dirección es la correcta.

DEBATIENDO. El debate del lunes en la noche de los candidatos a rector en la UTP, en el que participaron todos, fue un evento de mucha altura y civilidad. Tal vez eso explica la mejoría en el ranking de esta universidad.

LAS MANDAS. Los ateos y libre pensadores, por favor, pasen a la siguiente glosa. Toda esa gente que prometió y se comprometió por la clasificación de Panamá al Mundial de fútbol para chifear el caso Odebrecht o para salir electos en los comicios internos de CD, se les recuerda que el 21 es la fiesta del Cristo Negro de Portobelo y el 28, la de San Judas Tadeo. Me dicen los entendidos que más vale que cumplan lo prometido.

FUTBOLEANDO. Como estamos en temporada de política futbolística, el presi le prometió a los futboleros que se van a hacer 5 canchas naturales por todo el país. Si se toma en cuenta el estado en que están las canchas de beis y las pistas de atletismo, convertidas en potreros, sería bueno, por lo menos en esta oportunidad, comprometer el mantenimiento de estas. Y viene más.

EL MISTERIO. Los cientos de busitos pirata que circulan por la city tienen en común que son casi nuevos. Esto significa que hay una red de agencias de autos, bancos y financieras, que están facilitando el billete para el negocio. ¿Garantizado con qué o por quién?

PINTADOS. Después de la publicación de un artículo de opinión en este diario titulado ‘El doble tono de la Corte’, ayer le pasaron una mano de pintura al edificio Gil Ponce. Quizás los magistrados hicieron una vaca para la pintura o le cancelaron el viaje a alguien. Señores magistrados, no solo se trata de un asunto de apariencia. La pintura no soluciona sus problemas de credibilidad.

Edición Impresa