TAL CUAL

TODOS VUELVEN. A Nicolás Corcione, directivo de la ACP, le concedieron una fianza de 600 mil dólares. La última vez que regresó fue porque los magistrados Wilfredo Sáenz y María Lourdes Estrada, del Segundo Tribunal Superior, dijeron que tenía doble juzgamiento por el caso que lo vinculaba a Alejandro Moncada Luna. Ahora con la fianza a lo mejor se aparece a la reunión semanal de la junta directiva de la ACP.

EL CHICO DORADO. Según una auditoría de la Contraloría General de la República, Adolfo Chichi de Obarrio compró más de 750 mil dólares en monedas y lingotes de oro. Esto, al parecer, ocurrió antes de cumplir el primer año de trabajo en el gobierno de Ricardo Martinelli. Seguro que cuando vuelva a Panamá podrá demostrar toda su inocencia, ratificando que lo suyo era una persecución política. En Suecia, hay un premio Nobel de Economía esperando que se haga esa demostración.

EL CANTANTE. Ayer Orestes Fintiklis, accionista mayoritario del antiguo hotel Trump, tomó posesión de la vela de acero y concreto de Punta Pacífica, y para celebrarlo, se puso a cantar en la entrada del edificio. Rauda y veloz, una cuadrilla de trabajadores procedió a quitar el apellido del 45° presidente de Estados Unidos de la fachada del edificio. Tengo la impresión de que la cosa no se va a quedar así.

DEMORAS. La audiencia a Gustavo Pérez y Alejandro Garuz se ha pospuesto en tantas ocasiones, que ahora el juez Enrique Pérez ni se tomó la molestia de fijar una nueva fecha para celebrar el acto. La razón de la última suspensión es atribuible –otra vez– a Pérez. Parece que poco valió que el 15 de enero pasado el juez aplicara una multa de $100 a sus dos abogados defensores, por la “actitud reticente” de ambos al “dilatar” el proceso. La multa no fue impedimento para que 10 días después de aquello, los aparentemente poco escarmentados abogados presentaran un habeas corpus, el cual no ha sido resuelto aún, razón por la que el juez suspendió la audiencia de ayer. Ahora solo falta que aparezca postulado en las últimas internas de CD.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL