<div class="nav-bot-temas"></div>

Tal Cual

‘Il CAPO’. Parece que los vuelos a Miami este fin de semana estuvieron concurridos de personalidades del ruedo político. Además de Camacho, también visitó al que pensamos que era su antiguo jefe la presidenta de la Asamblea Nacional. A diferencia del primero, esta lo hizo calladita: fue, vino y nadie se enteró... hasta ahora. Habrá que ver con quién están las lealtades de la YY. Las apuestas corren.

‘RADAR-MAN’. Ayer, el exministro de Seguridad y ahora precandidato presidencial de Cambio Democrático afirmó que: “Lo que el presidente [Martinelli] ha dicho públicamente lo deben hacer todos los mandatarios. ¿Quién se va a negar a cooperar? Yo creo que si estuviéramos trabajando para las FARC, a lo mejor le gustaría a los izquierdistas; si estuviéramos cooperando con el narcotráfico, le gustaría a las bandas y a las pandillas”. Qué bueno que así de rápido se sabe cuáles serían sus políticas de Estado si llega a la Presidencia.

¡HOLA SOLEDAD! Y hablando de Cambio Democrático, ayer le hizo falta la presencia de algunos personajes conspicuos de este partido al exministro de Seguridad. ¿Dónde habría estado, por ejemplo, la ex primera dama y excandidata a la vicepresidencia? También hicieron falta sus excolegas de Gabinete. ¿Será que apoyan a otro aspirante? Nunca más cierto que “más vale solo que mal acompañado”.

¡ALELUYA! Y ahora que las auditorías están de moda, más de dos años han pasado desde que la Contraloría ordenó auditar los alquileres y ventas de tierras de la Universidad de Panamá. Casi todos los informes se entregaron, pero hay algunos cuyo contenido se desconoce. Por ejemplo, la venta de 1.6 hectáreas en la avenida Martín Sosa al Concilio General de las Asambleas de Dios (usado como estacionamiento por la iglesia Hossana), vendido a un precio inferior a su valor, lo mismo que auditorías por tierras alquiladas o vendidas a otras empresas. Señor apóstol, si su trabajo es predicar, hágalo con el ejemplo.

¿QUIÉN APAGÓ LA LUZ? La propuesta de la ASEP de castigar con un aumento en la factura de electricidad a los usuarios de paneles solares que comparten energía que les venden las distribuidoras, ha recibido una inusual paliza en redes sociales. ¿Por qué mejor no les cobran una multa a las empresas cada vez que se va la luz?

FIESTO. Riccardo Francolini sigue detenido preventivamente, porque el Ministerio Público apeló la decisión de un juez que le otorgó libertad bajo fianza. La última vez que pernoctó en la DIJ hasta organizó fiestas, como aquel brindis de Navidad, con Santa Claus y mascotas incluidos. Si celebró la Navidad, ahora podría ser el Mundial, con nuevos invitados hospedados –como él– en la DIJ, con los que podrá ver los juegos.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL