Tal Cual

CHIQUI-SHOW. La pugna entre Camacho y Sidney Sittón por la atención de Martinelli se ha convertido en la réplica de una tragicomedia romántica al mejor estilo shakesperiano. Camacho convocó una conferencia de prensa en Miami para presentar a la nueva abogada del expresidente, y Sittón respondió que ahí no iba a pasar nada importante. ¿Cuál será la próxima pelea? No se podrán disputar los asientos en el avión, porque seguramente su adorado tormento vendrá custodiado por un alguacil. Tendrán que conformarse con el asiento de atrás.

PRIMERIZO. Rodrigo Sarasqueta hizo todo lo posible para obtener la casilla 1 en la papeleta de las primarias de CD para escoger a su candidato a la Presidencia en 2019. Sus “comandos” hicieron fila por más de 26 horas en la sede del partido desde el domingo, para asegurarse de que nadie se le colara. La próxima ridiculez será vestirse de Jumbo Man.

CAMPAÑA. Ahora que Giselle Burrillo se apuntó para disputarle a Mulino y a Roux la candidatura presidencial por CD, nos preguntamos qué esperar de ella. Ya Gangnam Style pasó de moda, pero queda Suavecito o quizás nos deleite con los pasos del muñeco verde de Dame tu cosita. “Muévete por aquí... muévete para allá...”.

JUSTICIA. El precandidato desnudista ha recibido una sanción de 30 días de arresto por sus gracias en la sede del Tribunal Electoral. ¡Ánimo, señor Belda, que hay políticos que exhiben mucho más que su anatomía –y de ilegalidad comprobada–, y les dan país por cárcel! A lo mejor tiene suerte y le conmutan la pena. Y si no –parafraseando a Chello Gálvez- tendrá que ir a llorar a la cárcel, porque es que aún no está en la papa.

DESMEMORIADO. En una reciente entrevista, el mechiblanco que aspira a la candidatura presidencial por CD dijo que Martinelli no persiguió a nadie en su gobierno. ¿Qué le pasa a esta gente? ¿Acaso olvidó los muertos de Bocas del Toro? ¿O a todos los que espió con sus máquinas pinchadoras? ¿No recuerda a la exprocuradora Ana Matilde Gómez? Esto no es amnesia, ¿será Alzheimer?

PUEBLO AL PODER. El Toro vuelve al ruedo. Quiere disputar la candidatura para postularse por el PRD ala Presidencia de la República. Ojalá no aparezca por ahí José Castrillón Henao para hacerle una donación, de esas que terminan atragantadas.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL