Tal Cual

RUEDO. Las primarias en el PRD se han puesto un poco más interesantes ahora que el Toro Pérez Balladares decidió participar. Ayer, el expresidente acudió al partido a buscar información sobre el proceso de inscripción para las candidaturas a la Presidencia de la República. Con él estaban Raúl Montenegro, Rubén Murgas, Alfredo Oranges, Lucho Barletta y, por supuesto, Dorita. Esta candidatura hay que asumirla con mucha prudencia, tomando en cuenta que el Toro ha perdido todas las elecciones recientes –reelección, CEN– en las que ha participado.

SORPRESA. Según el Tribunal Electoral, Dimitri Flores –cuya existencia era prácticamente desconocida hasta hace poco– lidera la lista de precandidatos presidenciales por la libre postulación, con 50 mil 870 firmas validadas por el TE. Por extraño que parezca, eso es más de lo que han recogido Ana Matilde Gómez y Ricardo Lombana juntos: Gómez tiene 38 mil 70 firmas y Lombana, 10 mil 652. Habrá que ver cuántos de sus firmantes estarán dispuestos a votar por Flores el día de la elección.

SUSTENTO. El Sistema de Seguimiento, Control, Acceso y Fiscalización de la Contraloría aún no registra los documentos que sustenten la transferencia de $100 mil a favor de la Embajada de Panamá en Rusia para cubrir ciertos gastos del viaje del mandatario al Mundial, del 12 al 20 de junio. Hasta para eso es lento.

MAMOTRETO. La presidenta de la Asamblea pudo haber tomado decisiones en frío sobre los casos de los nuevos diputados a los que se les suspendió la planilla 080, pero decidió usar el hígado en vez del sentido común para enfrentar al contralor. Como resultado de su inexperta e infantil pataleta, la reacción del contralor fue describirnos los primeros hallazgos de auditorías no forenses. El resultado es un cuadro dantesco. Lo peor es que han sido los propios diputados los que han entregado a la Contraloría las pruebas de sus fechorías mal hechas. ¿Cómo refutar eso ahora? Y el colmo: la señora Ábrego impidió la labor de la Contraloría, expulsando a los fiscalizadores, escoltados cual delincuentes. El mundo al revés.

MISIÓN CUMPLIDA. A muchos les ha sorprendido ver al Bolillo Gómez en una cuña publicitaria de Ecuador -donde ya le coquetean con un millón de dólares anuales si acepta ser el técnico de la selección de ese país- , justo ahora que lo sentíamos más panameño que nunca. Aunque no ha terminado de despedirse de la afición panameña, ya parece estar en el corazón de otros lares. Hay que reconocer que, de todos los que nos han hecho promesas –incluidos los políticos-, este es el único que nos ha cumplido. Dijo que nos llevaría al Mundial de Fútbol y allá estamos.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL