Tal Cual

VENTAJAS. Cambio Democrático (CD) no celebrará primarias en los circuitos uninominales, y en los plurinominales apartó varios espacios. Estas curules corresponden a las que actualmente ocupan los 10 diputados de CD que también son de la directiva del colectivo. Así que gente como Yanibel Ábrego, Tito Afú, Dana Castañeda, Manuel Cohen y Dalia Bernal -solo por mencionar algunos- podrá ir cómodamente a la reelección en mayo de 2019, y -encima- con “promotores” que trabajan en sus campañas, pero cobran de las planillas de la Asamblea. Con todas estas ventajas y privilegios, hay que ser muy mal candidato para no salir reelecto. O confiar en que los electores aprendan a pasar factura en las urnas, de una buena vez.

BOCACHO. Al huésped favorito del Centro Penitenciario El Renacer le han sacado una muela. Que la ponga debajo de una almohada, a ver si el Ratón Pérez o algún diputado le deja algo.

RECADO. Los que siguen al diputado Leandro Ávila en redes sociales le han dejado un cuestionario disperso en varias cuentas. ¿Cómo se llama su asistente, hermana de su consultora sobre la beca universal? ¿A cuánto ascendió el monto de los contratos que le dio para ayudarla? ¿Dónde están los informes de sus consultorías? ¿Y por qué, ahora que ya no trabaja para la Yeya, no le da trabajo usted en vez de pedirle a Dios “que alguien le brinde una [nueva] oportunidad”. Un segundo comunicado sobre el tema puede ayudar a sus seguidores a tener claro en qué se gasta usted el dinero estatal.

EXPECTATIVA. Yamileth, perdón Yanibel Ábrego, la colega del hábil Ávila, ha prometido que el próximo viernes, a más tardar, publicará la planilla 080, esa que le da a cada diputado 30 mil rúcanos para contratar gente. Han tenido suficiente tiempo para maquillarla. Pero, aun así, no será sorpresa que salga plagada de horrores, como esos de trabajar en días inexistentes o en carnavales. Tengamos en cuenta que la palabra honorables no rima con neuronas, pero sí con execrables o infames o pelafustanes, etc.

CUENTO CHINO. La Asamblea también anunció que iniciará un “amplio proceso de discusión y consulta” para reformar el Reglamento Interno, a fin de permitir más transparencia en ese órgano del Estado. Señores diputados, si solo se limitan a hacer buenas leyes, en vez de estar donándose dinero estatal, de recoger el cash back de sus planillas y dejar de hacer bribonadas, no habría esa necesidad.

SIN SENTIDO. Para seguir con el tema de los diputados, ayer Luis Barría pidió que se eligiera a los miembros de las comisiones mediante voto en el pleno. Sin los votos, ¿cuál es la idea?

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL