Tal Cual

RECORDAR ES VIVIR. Ahora que a Ricardo Martinelli le ha dado por leer en sus audiencias, le recomendamos a sus proveedores de libros llevarle una copia de Anatomía de una trampa, especialmente el capítulo titulado “La isla mágica”, que relata en detalle aquel inolvidable viaje a la isla de Cerdeña, en Italia, que compartió con sus compinches. ¡Qué buenos tiempos aquellos!

SUGERENCIA. La ex primera dama Marta de Martinelli sostiene que su esposo necesita una mucama, porque el “chalet” que ocupa en El Renacer no es “adecuado” para sus necesidades: el piso tiene moho, hay filtraciones de agua y los colchones están mojados. Entonces, que lo pongan en una celda, pues. Allá los colchones mojados dependerán solo de él.

FRENEMIES’. Parece que las primarias de CD han atizado las diferencias en este partido. El exministro de Seguridad está “inspirando” a las bases del partido para que protesten porque habrá circuitos en donde no se harán primarias. ¡Ojo, Yanibel!

¿DÓNDE ESTÁ YANIBEL? A propósito, el que lleva dos días presidiendo el pleno legislativo es el diputado vicepresidente Leandro Ávila, mientras la recién reelecta presidenta no ha dado señales de vida ni en el pleno ni en la Antai. Según el sitio “Conoce a tu diputado”, ella ha asistido a la asamblea tan solo el 66% de las veces. Ya que las ausencias no se descuentan de su salario, a ver si la Antai sí logra hacerlo.

CAMBALACHE. Por cierto, son muy interesantes las explicaciones de Leandro Ávila sobre el uso de la planilla 080: los contratados no están sujetos a horario, funciones, responsabilidades o presencia física en el puesto de trabajo. La mayoría son contratados –según el diputado– solo por pedir su inclusión en la planilla, alegando alguna necesidad o carencia. Si esto es así, los diputados deberían ser los oficinistas del PAN.

¿PACIENCIA? Durante dos semanas, los conductores de la vía Ricardo J. Alfaro y de la vía Tocumen sufrirán aún más los interminables tranques por la construcción de la línea 2 del Metro. Resulta inaudita la falta de previsión al ejecutarse proyectos de forma simultánea en arterias de la ciudad, acarreando atrasos, pérdidas e infinitas incomodidades, gracias a la manifiesta incapacidad de funcionarios a los que les resulta indiferente el bienestar de los usuarios.

¡ALÓ, MINISTRO!. Houston, tenemos un problema... Señor ministro de Obras Públicas, el manejo de la licitación del cuarto puente sobre el Canal ha sembrado demasiadas dudas. Todos merecemos una explicación. El mundo nos mira.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL