Tal Cual

EXPIACIÓN. La última queja del huésped de El Renacer es que no puede ir a misa. Pero, ¿acaso El Renacer no tiene una capilla? Que mejor acumule todas sus ausencias a misa y las expíe el otro año en la JMJ. Quizá hasta le den permiso para ir, si no está con diarrea o en cama por presbicia.

‘LOBBY’. La ex primera dama y los abogados de Martinelli acudieron a la sede del Colegio Nacional de Abogados para exponer ante la junta directiva las violaciones al debido proceso y a los derechos humanos a los que ha sido supuestamente sometido el expresidente. Ahora falta que la directiva escuche a la contraparte. Como es poco probable que los magistrados Jerónimo Mejía y Harry Díaz den explicaciones en ese foro, sería oportuno entonces escuchar el testimonio de Yassir Purcait sobre las actuaciones de su “abogado” Ángel Álvarez. Una investigación disciplinaria del gremio al letrado por haber dejado en indefensión a, por lo menos, uno de sus clientes -como él mismo alega-, no estaría de más.

‘VALIJA-GATE’. La Policía Nacional informó que la maleta abandonada en la 5 de Mayo estaba vacía. Por esta gracia, los agentes cerraron la plaza, evacuaron a todos los presentes e inspeccionaron la valija “con trajes de aproximación y equipos tecnológicos”. Todo un drama, aunque ciertamente es muy sospechoso que un maletín repose en las inmediaciones de la Asamblea, y que nadie se lo lleve.

ALIVIO. Parece que los rumores que circulan desde ayer de que algo turbio cocinan los suplentes -y magistrados principales- sobre el caso de los pinchazos, y que se conocería muy pronto, ha tranquilizado a la ex primera dama, quien ahora ha comenzado su campaña mediática para defender a uno de sus hijos. Amor y control.

‘FREE MARTINELLI’. Ayer el juez Enrique Pérez absolvió nada menos que a la mamá del Gucci. Se trata del mismo juez que tiene en sus manos el caso de los pinchazos que vincula a Gustavo Pérez y a Alejandro Garuz. O sea que si la Corte pierde competencia del caso Martinelli, será este juez el que juzgará al expresidente. Ahora todo resulta sospechosamente transparente.

DANDO Y DANDO. Se ve que estamos en un año político. El presidente Varela se reunió ayer con la presidenta de la Asamblea, pues “en este año electoral [es importante que] se mantenga la comunicación entre los órganos del Estado”, dice un boletín de la Presidencia. Acto seguido, le pide que le apruebe una dispensa de $300 millones. Lo que no dice la Presidencia es qué exigió a cambio la reelegida. ¿La cabeza del contralor? ¿Que se paguen las planillas suspendidas? ¿Partidas circuitales?

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL