Tal Cual

‘SANTA LIBRADA NO VOTA’. Los que recibieron el sermón de sus vidas fueron los políticos que asistieron a la misa de santa Librada. El cardenal Lacunza los puso en su lugar cuando les dijo que no fueran a pedirle a la santa si no están dispuestos a poner sus vidas al servicio de sus hermanos y del bien común. Las palabras del jerarca católico causaron los vítores de los presentes. A estos políticos, ya ni en bailes ni misas los quieren.

OPORTUNISTAS. Pero aun así, a las fiestas católicas los políticos saben sacarle provecho. Después de las insultadas que le dieron al cardenal Lacunza y al clero católico por haberse pronunciado sobre la justicia en Panamá –en especial sobre el caso que tiene a Martinelli enjuiciado– todos jurábamos que los seguidores de Cambio Democrático habían roto palitos con la Iglesia. Pero el precandidato Rómulo Roux andaba besando y abrazando a los seguidores de santa Librada en Las Tablas. ¡Al menos sean consistentes!

‘HAPPY BIRTHDAY TO ME’. Y hablando de políticos, los que decidieron darse una escapadita este fin de semana fue la pareja del año. Se fueron a celebrar el cumpleaños de la presidenta de la Asamblea a Punta Cana. Mientras, nosotros echando canas, trabajando para que nuestros diputados tiren la casa por la ventana.

SUMAS Y RESTAS. En CD parece que el que se queda cada vez más solo es el exministro de Seguridad. Primero lo abandonó Francolini, y ahora Giselle Burillo... Mientras, el otro ha sumado a Frank. Llegó la hora de elegir bandas... perdón, bandos.

QUIÉN ES QUIÉN.  En la lucha por la candidatura presidencial de CD, el mechiblanco apuesta a que obtendrá los votos de los “leales”, que, según él, son más. Recuerde, señor precandidato, cómo era que el loco conseguía sus fidelidades. Solo hay que ver dónde están esas lealtades que obtuvo en la Asamblea. Como dice el búfalo, e imitado por el redentor de Gamboa, en CD, “¡El que no da, no va!”.

COMO LOS LOCOS. Según PanamaCompra, los diputados planean construirse un puente peatonal, a un costo de casi $900 mil, para conectar el nuevo edificio administrativo con el edificio que alberga el pleno. Cuál será ahora su explicación para semejante gasto: seguridad, lluvia, sol, los periodistas. Menos mal que, según ellos, el país necesita de un plan de contención del gasto público.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL