Tal Cual

COPIONES. José Blandón y Mario Etchelecu escogieron el mismo día –es decir, mañana- para postularse como precandidatos presidenciales en las primarias del Panameñista, aunque este último lo hará en Santiago, Veraguas. Blandón y sus aceras; Etchelecu y sus techos de esperanza. Parece que el Panameñista piensa registrar la marca #MasDeLoMismo.

ORTOPEDA. Popi Varela inscribió ayer su precandidatura a diputado por el circuito 6-2. Al menos la postulación es pública, pues Popi es más famoso por los tratamientos que da a sus colegas actuando como quiropráctico legislativo. De esto nunca cuenta nada; como si estuviera protegido por la confidencialidad médico-paciente.

DESMEMORIADO. ¿Qué hacía Alcibiades Vásquez acompañando a la diputada Katleen Levy a inscribir su precandidatura para las primarias panameñistas? Y eso que al ministro no lo pueden impresionar sus shortcitos, sus selfis y los proyectos de ley que presentó. Entonces, ¿qué le ve? ¿Por qué Vásquez apoya a la persona que le quitó la oportunidad de ocupar una curul en 2014?

¿FAVORES? A propósito de la inauguración de la planta de gas de AES, ¿cuándo será que el Gobierno pida una investigación formal por los depósitos de más de $1 millón que hizo en Andorra Monteverde NG Power, de la que es dignatario José Dapelo, a su vez presidente de Panamá NG Power? ¿Acaso es porque está involucrada la familia del asesor de campaña del presidente Varela?

INCREÍBLE. Si el gobierno de Varela se cree la cándida historia de Dapelo -de que el dinero enviado a Andorra a cuentas cifradas de los Papadimitriu era para construir tanques de combustible- entonces ciertamente considera a los panameños unos verdaderos tontos. Mientras tanto, esta gente gana procesos en la Corte que ponen al país contra una espada. Aquí parece que puede más el interés privado que el público.

¿EN SERIO? Benicio anda en las mismas que el búfalo sexual. Dice que la clase alta se quiere tomar la Asamblea y dejar al pueblo (o sea a ellos) a un lado. Lo que buscan -agrega- es que solo haya ricos y pobres para acabar con la clase media. Robinson es uno de los nuevos ricos, al igual que varios de sus colegas, así que no hace falta elegir a la clase alta para dejar al pueblo pobre; solo hace falta reelegirlos a ellos para que eso pase.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL