Tal Cual

PROTECCIÓN DIVINA. Zulay Rodríguez comenzó el día de las primarias en el templo de oración “La felicidad” en San Miguelito. Según ella, pidiendo al Señor que le dé “tolerancia”, entre otras cosas. Debe haber empezado a pedir por ella a partir de ayer, porque la tolerancia es una de la cualidades que menos ha acompañado su discurso. Excepto con las huestes martinellistas, con las que a veces se le nota muy empática. Durante la ceremonia en el templo, Zulay se acomodó al lado del pastor. Debe haber sido el único momento en que se le ha visto callada mientras otro habla.

DAMO’. Dice Ernesto Pérez Balladares que su esposa Dorita tiene cualidades para ser la candidata presidencial del PRD. La idea no suena mal. Aunque solo sea por el placer de ver al Toro al frente del Despacho de la Primera Dama.

‘AU REVOIR’. Después de una derrota monumental, las primarias del PRD dejaron un toro malherido y un bin bin desplumado. Lo dicho... no había lógica detrás de la renuncia de Juan Carlos Navarro a sus aspiraciones en favor de Pérez Balladares. Cuando sumar... resta.

PASADO. Directo desde el más allá, en medio de las primarias, apareció Bobby Velásquez. Afortunadamente, solo para votar. “Creo que uno tiene que dar espacio a gente más joven”, dice el -¿ex?- político, de 52 años de edad. Al menos esta vez no protagonizó acusaciones de maletinazos o quebradera de piernas, ni audios amenazantes.

BALBUCEO. Dice Nito que “los debates presidenciales son muy importantes”, pero cuando Radio Panamá lo llamó para debatir en una universidad con otros seis precandidatos presidenciales, no aceptó la invitación. En aquel debate su silla estuvo ocupada por un almohadón. Tampoco quiso ser entrevistado para la sección Knockout de La Prensa. Quedan nueve meses por delante. En algún momento tendrá que confrontar a sus rivales con ideas y propuestas, y no con vallas, mensajes en redes sociales y torrejitas.

ÑAGARE. Lo que ha quedado claro es que en el PRD los que están claritos de las posibles implicaciones que tendría en su bancada la campaña a la no reelección son los militantes de las comarcas indígenas. Allá varios de los diputados que se postularon perdieron la nominación. Para que vean que el sentido común poco tiene que ver con la influencia de las redes.

EXPLOSIVO. Y lo más cardíaco de la jornada de ayer fue la carrera por la Alcaldía de la capital. Cuando todo apuntaba a que ganaría el sobrino del secretario general del PRD, la tendencia se revirtió y el tanquecito hizo combustión; ahora el candidato es José Luis Fábrega. Y pensar que el partido de la presidenta de la Asamblea había reservado este puesto para una posible alianza.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL