Tal Cual

BÉISBOL. Según Benicio Robinson, la investigación de los subsidios de Pandeportes a las federaciones deportivas es un ataque político porque quiere reelegirse. Solo para recordarle: esta investigación duró año y medio y en ese tiempo jamás respondió un solo mensaje de los muchos que se le dejaron en la Asamblea y en la Fedebeis. ¿Desea ofrecer explicaciones? Diga fecha, hora y lugar, y prepare sus sustentos documentales -no su comunicado-, sino las facturas, actas de entrega de insumos, etc. Seguro que las tiene, ¿verdad?

PREGUNTAS. En la entrevista quizás pueda explicar por qué se compraron bates de béisbol de $300 y $400 para ligas rurales, o por qué nadie recuerda haber recibido ni uno solo de esos bates. O aclarar cómo es que envió cientos de miles de dólares a zonas donde no se practica el béisbol ni donde siquiera hay cuadros de juego. O tal vez por qué si compró tantos uniforme e implementos deportivos, los niños juegan descalzos y sin camisetas.

HIPOCRESÍA. La Asamblea está emperifollada con los colores patrios. Dice un boletín de prensa que, “inspirado de un espíritu patriótico”, ondea la enseña tricolor en la Asamblea, “dando muestra del respeto a quienes con su sapiencia sembraron el camino para fertilizar nuestra independencia”. Qué vergüenza provoca que a los próceres le rinda tributo esta caricatura de democracia, producto de la indolencia y el egoísmo de nuestros políticos.

LEALTADES. Pronto comenzarán a desfilar por el Avesa los peces gordos de la dirigencia transportista, por el caso relacionado con los “diablos rojos”. Tal parece que los dueños de los buses ya han señalado a varios de ellos. Habrá que ver si se atreven también a denunciar al diputado transportista del 8-10. ¿Cómo es que dicen? El que pega primero... pega dos veces.

PASE DE FACTURA. Al parecer, varios de los cambios anunciados en el gabinete tienen trasfondos muy distintos a los relacionados con la política. De hecho, algunos habrían guardado relación con un escándalo reciente en la Dirección Institucional de Asuntos de Seguridad Pública. ¿Cuándo será que las cosas dejarán de ser lo que parecen, pare ser lo que en realidad son?

TARDÍO. A la diputada Zulay Rodríguez no se le había visto por el pleno desde hace un par de meses. Como ya las primarias pasaron, decidió regresar justo a tiempo para el tercer debate al presupuesto de la nación, cuando ya no se le podía hacer ningún cambio. La próxima vez, un par de días más temprano habría tenido más resultado.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL