Tal Cual

MOTÍN. Ayer, en medio de las protestas de un grupo de comerciantes que se opone a la mudanza del Mercado de Abastos, aparecieron los ministros Eduardo Carles y Jonattan Del Rosario, con intención de poner orden entre los quejosos. Como los dos son tan aptos como cualquier bouncer del Pub, lejos de apaciguar los ánimos, los caldearon. Tuvo que llegar Rolando López, a.k.a. Picuiro, al rescate de estos imberbes.

CAMPAÑA. El precandidato presidencial por la libre postulación Ricardo Lombana acudió a la Corte Suprema de Justicia para presentar una denuncia contra 11 diputados mencionados en el escándalo de los subsidios de Pandeportes a organizaciones y federaciones deportivas. O Lombana tiene más agallas que el resto de los aspirantes a la silla presidencial o simplemente encontró la manera de capitalizar este bochorno. Fino sentido de la oportunidad.

BÚFALO. Aquí ya estamos acostumbrados a las ridiculeces de Chello Gálvez. Pero cuando uno cree haberlo escuchado todo, -¡¡zaz!!- el señor suelta otra barbaridad. Ahora dice que “con el permiso de doña Marta, yo estoy enamorado de Ricardo [Martinelli]”. Lo de creerse un búfalo sexual no le ayuda nada.

EN LA MIRA. El juez decimoquinto penal Leslie Loaiza tiene en su haber una larga lista de fallos favorables a exfuncionarios y comerciantes procesados por las compras irregulares del PAN en el gobierno pasado. En la última semana lo ha vuelto a demostrar, y por partida triple. Primero, excluyó al exministro Guillermo Ferrufino de la investigación por el alquiler de helicópteros. Luego, de un plumazo, declaró la nulidad del expediente del caso granos y cerró la investigación, pese a que desde abril de 2016 se le remitió una vista fiscal con llamamiento a juicio para 54 imputados. Y, por último, cambió la medida cautelar a Mario Martinelli, uno de los proveedores estrella del PAN y uno de los principales encausados por el caso de las mochilas escolares. ¿Quién le pone el cascabel a este felino?

OPORTUNISTAS. Por los corrillos del deporte suena otro diputado para presidir la Asociación Nacional de Tiro con Arco, el diputado Luis Barría, del panameñismo. No pueden ni con los “camarones” propios ni los ajenos, pero sí sacan tiempo para dirigir... la plata a destinos oscuros.

SORDERA. En la Corte Suprema de Justicia está sonando un gran escándalo, pero los magistrados no parecen haberse dado cuenta. Van a exhibirse en actos públicos, se reúnen para discutir casos y nadie habla de la compraventa de fallos. Ese escándalo de la venta de un fallo causa ruido, pero el silencio de los magistrados, ese sí que nos ha dejado sordos a todos.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL