Tal Cual

CREATIVO. Jair Peralta, presidente de la Federación Panameña de Baloncesto (Fepaba), dio una rueda de prensa ayer en la que, sin decir gran cosa, aseguró que esa federación es la buena de la película, es decir, no es como las otras. Y esperaba que la Contraloría le firme los cheques del mes de septiembre. Peralta se equivocó de foro. Si quiere la plata, una rueda de prensa no es el medio más idóneo para ello.

¿PERDÓN? Las chambonadas de Franz Wever son de antología. Sus disculpas “a los hermanos de la comunidad hebrea” –como dice su comunicado– son tan sinceras como las de Noriega cuando pidió perdón en una entrevista en la que luego solicitó su excarcelación. Dice Wever que sus palabras fueron una broma sacada de contexto. Pero, tras oír la grabación de su entrevista, lo que está fuera de contexto son sus disculpas. Finalmente, se justifica diciendo que la falta de tolerancia no es algo que destaque en su vida personal y profesional. Pero, en la misma entrevista, Wever dijo esto: “Mi compadre fue el que disparó. Yo saqué mi revólver, pero no disparé. Solo le pegué a mi compadre”. Menos mal que es comprensivo.

AUTODIDACTA. Ricardo Martinelli debe estar guardando los $300 para la multa, después de haber gritado toda clase de improperios a Juan Carlos Varela, cuando fue conducido a la audiencia, el pasado lunes. Ahora se refiere a Varela como “la tortuga psicópata”. Bastante debe saber Martinelli sobre patologías mentales, por lo que no debería frivolizar con ellas.

‘SHOW’. Dicen que en el próximo Teletón 20-30 habrá una tanda especial dedicada a la JMJ. Si le dan la tanda del prime time, ¿qué irán a presentar ahí? Lo que sea que tengan en mente, ya no cuentan con la animación del padre Alberto o el sacerdote David Cosca.

HOY POR TI... En el grupo de donantes del candidato para la Alcaldía del Partido Panameñista, Beby Valderrama, había varios bares de la capital. Una de dos, o se están asegurando favores futuros o están pagando favores pasados. ¡Qué tiempos aquellos del Pub!

A PERDEDOR. Hablando de donaciones, según se supo, las que recibió el diputado consorte para su candidatura por la Alcaldía fueron hechas por varios pesos súper pesados. Recogió más dinero que sus dos principales contrincantes. Definitivamente esa platita se perdió.

MATRAQUEO. El tiempo para negociar con el Partido Popular se agota. El domingo deberá decidir si se va con el PRD o se queda con el Panameñista. En todo caso, se esperan noches de cuchillos largos, ofrecimientos y acuerdos de recámara.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL