Tal Cual

EL COLMO. Los diputados de oposición manifestaron su inconformidad por tener que “hacerle el trabajo” a los del gobierno al participar de las sesiones extraordinarias y discutir algunos proyectos de ley. Lo que queda claro es que no les interesa legislar para el bien del país. Unos, porque no van a trabajar y, otros, porque van y deciden no hacerlo. Y pensar que sus salarios se pagan con nuestro dinero.

CUENTAS. La lista de donantes de la diputada Katleen Levy para las primarias de su partido tiene algunos datos curiosos. Por ejemplo, sus copartidarios Beby Valderrama y Popi Varela le donaron $7 mil, mientras que José Miguel Alemán, $2 mil. Y su mayor donante fue su exesposo, Luis Corbillón, con $10 mil. En total, recaudó $47 mil 450. ¿Eso fue todo?

RASPUTÍN. Los abanderados durante el mes de la patria han representado varios sectores: una Miss Panamá, una profesora de inglés, el presidente de los Delegados Electorales, un candidato presidencial y, ahora, el recién estrenado ministro de la Presidencia. Lo que todo el mundo se pregunta es: ¿qué habrá hecho o dejado de hacer este señor para haber escalado tan cerca del presidente? Ojo, habrá que seguirle la pista más de cerca.

PESIMISMO. El escándalo provocado por el caso Panderportes tiene a varios ciudadanos y comentaristas deportivos indignados por el silencio de los candidatos presidenciales, especialmente aquellos que representan los partidos políticos de los diputados señalados. ¿Será que los candidatos apuestan a que de aquí a mayo los electores se olviden? El consenso es que este silencio indica que si alguno de ellos gana las elecciones, nada cambiará en el deporte nacional. Lo bueno es que las elecciones están más cerca de lo que muchos piensan.

POPULISMO 101. El anuncio de la compra de 260 mil jamones para las naviferias, por parte del Gobierno, no es muy diferente a lo que ha hecho el diputado Chello Gálvez en su circuito por años y que para este el contralor frenó. Definitivamente, la mujer del César no solo debe serlo, sino parecerlo.

JAMONADA. Y, hablando de jamones subsidiados, a pesar de que ya se hizo el anuncio de su compra, en el portal de Panamá Compra no hay detalles de la contratación todavía. ¿Qué viene primero: el huevo o la gallina? ¿O se trata de una compra directa? De ser así, cómo explican la urgencia si Navidad es todos los años en la misma fecha. Pero esto no es todo. Lo que sí refleja Panamá Compra es una compra masiva de jamones para los funcionarios. Lo que no nos cuesta, hagámoslo fiesta. ¡Feliz Navidad!

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL