Tal Cual

‘THROWBACK TUESDAY’. Hace justamente tres años se celebró aquella audiencia pública en la que el magistrado Jerónimo Mejía -entonces en funciones de juez de garantías– declaró “en rebeldía” a Ricardo Martinelli, quien no compareció personalmente al proceso que se le sigue por los pinchazos a las comunicaciones durante su gobierno. Mucho han cambiado las cosas desde entonces: el pleno ordenó la detención; llegaron Ángela Russo y Cecilio Cedalise; se gestionó la extradición; a Hernán De León lo “grabaron” y se ha retrocedido varios escalones: Antes estábamos ante Mejía, ahora el caso fue enviado al SPA. Si seguimos así, en tres años más estaremos ante un juez de paz.

Y... ¿LA RÉMORA? Ayer amanecieron en el Avesa agremiados de diversos grupos de abogados exigiendo se respete el debido proceso en la investigación que se le sigue a un colega suyo exempleado de Mossack Fonseca. Habría sido interesante verlos haciendo lo mismo sobre la decisión del pleno de la Corte Suprema de declinar su competencia en el caso de los pinchazos, que terminó en la justicia ordinaria. ¿Qué hay del debido proceso para las víctimas? ¿Cómo es que dicen?... Ah, sí: tiburón no come tiburón.

PATINAZO. La trifulca callejera del fin de semana en la 12 de Octubre ha puesto de nuevo en el ojo del huracán la eficacia del sistema penal acusatorio. Ahora resulta que un juez de garantías calificó la agresión física que sufrió una de las involucradas –que, de paso, la hizo perder el conocimiento– como una “lesión personal”, y encima la remitió a un juez de paz. Siendo el atacante un experto en artes marciales, tal vez el juez debió tomarse su tiempo antes de calificar el hecho, que pudo acabar con una vida. Estos jueces cada vez más se parecen a sus superiores: los magistrados de la Corte Suprema de la Impunidad.

ADIVINANZAS. En política dicen que no hay sorpresas, sino sorprendidos. Según un boletín electoral, el actual diputado Juan Carlos Arango ha renunciado de manera irrevocable a la candidatura para diputado por el Partido Popular. Una de dos: o le tiene miedo a la campaña de no a la reelección, o ya están comenzando a salir los frutos de la alianza con el gobierno. ¿Quién da más?

¡FELIZ NAVIDAD! El PRD convocó a una sesión extraordinaria de su directorio nacional para el 23 de diciembre, a las 10:00 de la mañana, en el hotel El Panamá. En el evento, la dirigencia piensa anunciar quiénes serán sus aliados en las elecciones de 2019. Curioso que notifiquen 10 días antes del acto al Tribunal Electoral. Lo cierto es que, tras el anuncio, la Nochebuena no será tan buena para todos. Esa noche algunos echarán de menos el bolso rojo de Santa Claus.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL