Tal Cual

REACCIONES. El alcalde capitalino que ahora es candidato presidencial por el partido de gobierno, recibió bienvenidas de lo más diversas en Chiriquí este fin de semana. Por un lado, su campaña distribuyó un video en el que lo aplauden y vitorean, y por el otro, sus detractores compartieron uno en el que aclaman a otro candidato. Menos mal que esto aún no ha ni comenzado. Cosas veredes.

ABUSO. Al gobierno de Juan Carlos Varela le quedan escasas dos semanas para promocionar sus “logros”, luego de que las más recientes reformas electorales pusieran una especie de veda antes de la elecciones para evitar los abusos de la campaña pasada. Si ya están los medios de radio y televisión inundados con publicidad estatal, lo que nos espera es un deja vu de 2014.

PULSEO. Se rumora por ahí que a la presidenta de la Asamblea le ha dado por tomar distancia de su tío político, con eso de que dicen que él la manda. Debe ser que ya se siente segura de su consorte o que ya no le importa tanto. Como dicen, “en la guerra y en el amor todo se vale”.

TIN MARÍN. Queda poco tiempo para que las cúpulas de los partidos políticos decidan a quién postularán en los espacios reservados. Hasta ahora los escogidos no han sido de mucha sorpresa. El CD postuló a Ricardo Martinelli en la Alcaldía de Panamá y el PRD en Chiriquí bajó a uno de sus miembros que ya venció al diputado Carlos Motta en la primarias, para darle el espacio a un viejo gallo del Molirena. Ahora falta ver qué hará el PRD en circuitos como Capira y La Pintada. Seguramente, el partido ya ha sumado y restado. ¿Entrarán Yanibel y Dana en la ecuación?

DOS POR UNO. Quien estuvo ayer por la 24 de Diciembre fue Rómulo Roux, muy acompañado de José Domingo Arias. Esta visita en dupleta puede interpretarse como un indicio de que Mimito podría estar aspirando a ser su compañero de fórmula para las presidenciales. De ser así, más vale que Roux se convenza de que esto sería igual que sumar +1 y -1, o sea, cero.

¿COINCIDENCIAS? Ahora que la Corte Suprema determinó que el tratado Salas Becker no viola la Constitución, después de que el diputado Pedro Miguel González interpusiera un recurso de inconstitucionalidad en su contra en 2008, argumentando que el procesamiento en Estados Unidos de varios marinos panameños acusados de narcotráfico era una violación a la carta magna, recordamos su gran interés por el caso conocido como El Gallero, precisamente relacionado también con una investigación a varios funcionarios por narcotráfico. ¿Alguna explicación, diputado?

Edición Impresa