Tal Cual

ENCUENTRO. El 20 de febrero, a las 8:00 p.m., se celebrará el primer debate con los candidatos presidenciales, organizado por la Universidad de Panamá. El evento será televisado en cadena nacional, por lo que no habrá excusa para que los electores empiecen a formarse una idea de los planes y proyectos de cada uno de ellos. Ojalá comiencen a mencionar los nombres de las personas con las que no harían gobierno; qué harán con esa Corte Suprema, que es para meterla en un clóset, y cómo harán para ser más transparentes. Esperamos que todos asistan. Nunca falta uno con dolores de garganta de última hora.

EL GENEROSO. A Pipo Virzi aparentemente le gusta dar propinas, como las que les dejó a unas funcionarias del Ministerio Público. Acostumbrado a las propinas, en especial si son para él cuando está metido en una obra del Estado, ¿cree que todo el mundo es igual a él? ¿Qué es lo próximo? ¿Dejarle propinas a jueces y magistrados? Ya hemos visto que hay algunos de estos dispuestos a aceptarlas, pero, obviamente, algo más de $50, y de manera menos visible, ¿verdad, licenciado Ortega?

CINISMO. Un mensaje en Twitter del PRD dice que ese partido está listo y organizado para ganar las elecciones de mayo próximo, y “que está preparado para dar punto final a esta década perdida…”. Eso de la década perdida está por verse, porque algunos de sus distinguidos diputados tienen los bolsillos llenos del dinero que este gobierno les dio sin pedirles cuentas. La década está perdida, sí, pero para este pueblo que vio desaparecer cientos de millones de dólares en ese hueco negro de la Asamblea Nacional, cuyos diputados ayudaron a elegir a los candidatos presidenciales de sus respectivos partidos.

LA SALVACIÓN. Pocas veces se ve lo que hizo el ministro de Ambiente, Emilio Sempris. Ayer entregó a la “Policía Ecológica” una donación para facilitar sus labores: cuatro jaulas, una trampa y algunos implementos para la captura de reptiles. Con eso, ahora los policías sí que podrán cumplir sus múltiples labores. El problema será repartir esa enormidad de herramientas. Por cierto, dice que en esas jaulas y trampas se gastaron $600 mil, para todas las provincias. ¡Sí, cómo no!

SERIEDAD. Si Catín Vásquez tuvo que pasar por un largo y espinoso proceso de elección solo para dirigir el Canal, ¿no deberíamos hacer lo mismo para los que quieren presidir el país? Porque es que acá elegimos cualquier cosa.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL