<div class="nav-bot-temas"></div>

Tal Cual

ESPANTADA. A cuatro días del debate de los candidatos a vicepresidente de la República, Luis Casís comunicó a los organizadores que no acudirá al evento porque tiene un viaje a España. En CD habrán pensando que no era buena idea permitir su participación después de lo vivido en Debate Abierto, una experiencia para no repetir jamás. Después de todo, los debates son para transmitir las propuestas de los candidatos y Casís aún no ha entendido ni cuál es el plan de CD sobre la reforma constitucional.

SARDINAS. Miambiente abrió una investigación a los jóvenes que pintaron la cruz que está en la cima del volcán Barú. Pero los peces gordos derriban un bosque protegido y solo falta que les den un premio.

BLANDÓN AZULADO. En el Panameñista, hace años renegaron de las culebritas berracas, el cántaro y las boinas negras. Pero ahora, José Blandón ha dado un paso más: su campaña ha prescindido del morado, rojo y amarillo característico del partido, por el color azul. Si no es por el número de casilla anotado en una esquina, cualquier despistado confunde sus vallas con las del Banco Nacional.

‘EXTREME MAKEOVER’. Debería haber sanciones por el uso de fotografías desactualizadas en los torneos electorales. Alma Cortés y Mayín Correa hacen campaña con unas fotos que parecen haber sido tomadas en sus respectivas fiestas de quinceaños. Lo de Cortés es más chocante aún, porque el uso del photoshop no fue extensivo a su suplente.

CUALQUIERA. En la Gaceta Oficial apareció el jueves el Manual de Cargos y Funciones del Municipio de Chitré. Para ejercer el cargo de almacenista –uno de los puestos más básicos– se requieren 11 puntos en experiencia y educación. Pero para el de alcalde, “el régimen municipal no contempla requisitos para ejercer este puesto”. Y después nos preguntamos cómo llegó ese incapaz al puesto.

‘BIP, BIP’. Por los lares de la Autoridad del Tránsito hay numerosos conductores quejándose de esa red criminal que opera en sus entrañas y que se dedica a borrar y poner boletas falsas. Hay casos inverosímiles, como las de exceso de velocidad, cuya boleta es una calcomanía que pegan al vidrio del carro. ¿Cómo hacen los agentes para alcanzar al conductor infractor y pegarle la calcomanía?

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL