Tal Cual

HIPOCRESÍA. Ayer, durante el cierre de sesiones ordinarias de la Asamblea Nacional, hubo de todo: llantos, despedidas y hasta amenazas. El diputado Javier Patacón Ortega, en su “no es más que un hasta luego”, dijo que nunca le pasó por la mente que trabajar en la Asamblea era tan ingrato y explosivo. Si esto es así, entonces ¿qué hace buscando la reelección en la Asamblea? Seguramente tiene 2 millones 129 mil 113 razones para hacerlo: una por cada dólar gestionado en contratos y donaciones.

‘GOOD BYE’. Y, hablando de despedidas, finalmente –después de siete periodos– el diputado Elías Castillo decidió decirle adiós a la Asamblea Nacional. Lo hizo vestido de blanco inmaculado, y con un elocuente discurso de más de siete minutos... interrumpido abruptamente por la presidenta de ese órgano del Estado –su colega Yanibel Ábrego– quien le paró la inspiración alegando problemas eléctricos (¿¿??) y recordándole que ya lo habían despedido. Como dicen por ahí, “así le paga el diablo a quien bien le sirve”.

TOPES DE CAMPAÑA. Se supo que la danza de millones que utilizarán las maquinarias partidistas el domingo 5 de mayo estará en todo su apogeo. Habrá movimiento de masas, repartidera de comida y quién sabe cuánta cosa más. Más vale que el TE police pele muy bien el ojo ese día.

CAMBIO DE TOLDO. Luego de que el Tribunal Electoral invalidara la candidatura al diputado panameñista Carlos Santana, este parece inclinarse a apoyar a su excontrincante del PRD Luis Cruz. ¿Y su antigua suplente Yamirela Alvarado de Núñez, que sigue en la contienda? Bien gracias, ¿y usted?

PERSECUCIÓN 1. El exministro y candidato a diputado Guillermo Ferrufino se considera a sí mismo un perseguido político, especialmente después que el Tribunal Electoral le retirara el fuero electoral penal para que responda por la compra de un Toyota Land Cruiser con fondos presuntamente entregados por contratistas del Estado. “Intentaron destruir políticamente a Martinelli y ahora quieren venir por mí”, dice Ferrufino. Cuando la fiscalía lo vaya a buscar, tendrá que irse en la camioneta de fabricación japonesa, porque está difícil que ahora alguien quiera “alquilarle” un helicóptero.

PERSECUCIÓN 2. Por cierto, el TE también desaforó a la diputada del Parlacen y aspirante a la reelección Lourdes Cortés, hermana de la exministra y candidata a diputada Alma Cortés. Lourdes es investigada por presuntas anomalías en el pago de un viático para atender un viaje oficial a Suiza en 2011. ¿Cómo era que le llamaban al Parlacen? ¿Cueva de ladrones? ¿Guarida de botellas? Todos estos calificativos ahora adquieren tanto sentido.

Edición Impresa