Tal Cual

DUPLETA. Sergio Chello Gálvez ha dicho que si es electo el próximo domingo, dirigirá la Alcaldía de Panamá junto a Ricardo Martinelli. “Tengan la seguridad que trabajaré de la mano con él”, indicó. ¿Será que esta gente está planeando mudar la Casa de la Municipalidad de la mansión Arias Feraud a la casita de El Renacer?

CROMO. Hay políticos mejores y peores, ya sea porque mantienen una ideología o porque su filiación partidaria es consistente con su discurso. Luego tenemos a Marylín Vallarino. Estuvo en el Molirena; ahora en CD, y estando en CD, encontró una forma de desconcertar a sus electores, ya no migrando de colectivo, sino tratando de desviar la simpatía de sus electores hacia la alcaldesa (encargada) de Arraiján y aspirante a la reelección, Milly Palma, del oficialista Partido Popular. Sería justo preguntarse si esta policromía evoca a una madreperla o un camaleón.

CONFUSIÓN. El abogado Carlos Carrillo, tras una de las audiencias del loco, dijo estar molesto porque la fiscalía había anunciado que enviaría un cd con parte de los audios que obran como pruebas contra su cliente, pero lo que mandó fue un DVD. A lo mejor el disgusto es porque creyó que iba alguien de CD o sea, de Cambio Democrático, ¿no?

AMIGOS. Diosdado Cabello –el que más manda en Venezuela después de Maduro- dijo que él garantiza que Varela va a quedar preso a partir del 1 de julio “por pillo y ladrón”. Después de que Nito Cortizo advirtiera hace unos días que si gana las elecciones va a revisar la decisión del actual gobierno de haber reconocido a Juan Guaidó como presidente interino, no es de extrañar por qué Cabello está tan seguro de eso.

DESPISTADO. Y hablando de Venezuela, uno que no se entera de por dónde va tabla es David Saied Torrijos, miembro del equipo de campaña de Nito. Hace poco expresó en Twitter su “apoyo total” al presidente Guaidó y “acabar la usurpación del poder de parte de Maduro y sus camaradas comunistas”… Otro comentario así y queda fuera de la campaña.

¿EN SERIO? En ese mismo comentario, Saied Torrijos se queja del comunismo, que debe ser abolido en todos los países del mundo, “al igual que toda dictadura”. Convendría que le eche una mirada a la bandera del PRD y le pregunte a los fundadores qué significa el 11 que aparece en ella.

¡ZZZZZZ! La plaza de Santa Ana ha sido testigo de discursos fogosos, enjundiosos, sesudos, incendiarios. Pero el de Rómulo Roux ayer allí fue aburrido, frío y errático. Su tono de voz fue tan horizontal que habría sido más emocionante escuchar la lectura de un libro de física cuántica.

Edición Impresa