Tal Cual

LECCIÓN I. El magistrado de la Corte Suprema de Justicia José Ayú Prado decidió nuevamente hacer docencia. Esta vez, lo hará en Viena, Austria, donde expondrá sobre el rol de los jueces en el nuevo proceso penal acusatorio (SPA) en Panamá. En lugar de ilustrar salas al otro lado del mundo, el magistrado viajero se debería tomar un tiempito y explicarle a algunos jueces del SPA –que no parecen tener muy claro– que su trabajo no consiste en pagar el favor que le deben por haberlos nombrado interinamente. ¿Qué tal?

LECCIÓN II. El evento al que fue invitado Ayú Prado comenzó ayer, 20 de mayo, y concluye el 24. Para asistir, solicitó una licencia con sueldo del viernes 17 de mayo al sábado 25. Con tantos viajes, es sorprendente que al magistrado viajero todavía le afecte el jet lag. Mientras, lo sustituirá en el puesto Asunción Alonso Mojica, y todos pagaremos su sobresueldo. Qué buena vida la de algunos.

¿CONVENIENCIA? Algunos ya no saben qué hacer para llamar la atención. Mayer Mizrachi ha enviado una carta a la Junta Comunal de Bella Vista solicitando permiso para realizar un “evento comunitario” en el parque Urracá. Según él, se trata de un evento familiar para conmemorar la transición del nuevo gobierno de Laurentino Cortizo. Si es un evento familiar, habría que preguntarle por qué no lo hace en su casa. Por cierto, ¿desde cuándo es simpatizante del gobierNito? Aunque la verdad es que con las cuentas pendientes que tiene con la justicia no tiene nada de extraño que quiera congraciarse con el presidente electo y su gente.

NO ES NO. Otro que quería salir de viaje era José Porta, el otrora tesorero de la campaña de Mimito Arias. Esta vez, pretendía visitar Alemania por trabajo, alegó, pero los jueces se lo negaron. Habrá que darle un premio a la perseverancia a este señor, porque antes ha pedido permiso para ir a Italia, Alemania, Estados Unidos y Chile. Tal parece que no entiende la gravedad de las acusaciones en su contra.

AGENDA. Hoy en la mañana, el Tribunal Electoral le entregará al presidente electo y a su vice las credenciales. En la tarde irán al Consejo de Seguridad para un tour de reconocimiento. Mientras ellos se pasean por el Consejo, la gente del reo de El Renacer ofrecerá una rueda de prensa para anunciar acciones con miras a lograr la liberación de su cliente, acusado de espiar desde el Consejo de Seguridad. ¡Qué ironía!

NARCOCOP. La cosa arde en la Policía. Por un lado, piensan mandar a la calle a todas los funcionarios que hacen trabajo administrativo y, por el otro, suena un director de dudosísima reputación. Eso sin contar que no hay plata para pagar los aumentos de enero pasado.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL